martes, abril 23, 2024
Valle de Toluca marchó por la democracia

En 122 ciudades del país se replicó la movilización.

Por Eduardo Alonso

Al igual que en movilizaciones registradas en meses anteriores para defender a las instituciones electorales y exigir seguridad bajo el lema “El INE no se Toca”, “Marcha por la Paz”, respectivamente, la más reciente movilización denominada “Marcha por la Democracia”, también logró convocar a miles de vecinas y vecinos de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca.

“Sin democracia la libertad se muere”, “Defendemos la libertad y la democracia”, “Que respeten nuestra democracia”, fueron algunas de las frases que las pancartas de los participantes en la movilización mostraban a las y los ciudadanos del valle de Toluca.

Ataviados con prendas blancas y sombreros tipo “panamá”, cientos de mujeres y hombres de entre 30 a 60 años atendieron la invitación de las organizaciones afines al PAN y PRI que convocaron a la movilización.

Fue así como en el Monumento al Águila, ubicado en Paseo Colón, una de las principales avenidas de la capital del Estado de México, inició la caminata que concluyó en la Plaza de los Mártires, en el corazón de la ciudad.

La movilización también tu una contundente reacción en las redes sociales bajo el lema #MarchaPorLaDemocracia en #Toluca.

La presencia ciudadana en las calles de Toluca fue replicada en más de 100 ciudades de México y aunque en teoría su objetivo principal era manifestarse a favor de procesos democráticos libres, algunos de las y los participantes no dudaron en expresar su rechazo a la política pública y acciones que impulsa Morena a través del presidente Andrés Manuel López Obrador quien ha autodenominado a su movimiento la “Cuarta Transformación”.

En este sentido, algunos de los manifestantes sostuvieron que los gobiernos que encabeza Morena son nefastos y que su deseo es acabar con la democracia e instituciones públicas que hoy permiten la transparencia de la actividad gubernamental.

Y prueba de lo anterior, sostuvieron, es el paquete de reformas que planeta la eliminación de los órganos autónomos.

Se pronunciaron a favor de que tanto el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), como el Instituto Nacional Electoral (INE), garanticen que las y los mexiquenses y mexicanos en general podrán acudir a las urnas el próximo domingo 2 de junio sin contratiempo alguno.

En la CDMX

En el Zócalo de la Ciudad de México Lorenzo Córdova Vianello, ex consejero presidente del Instituto Nacional Electoral y actualmente académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, fue el único orador que a nombre de las organizaciones dijo:

“Hace apenas cuatro décadas en México no teníamos elecciones libres, no había instituciones que protegieran efectivamente nuestros derechos y no había espacios para que la diversidad política se expresara. Se hacía política con miedo. Eran tiempos de un pretendido pensamiento único, de ejercicio autoritario del poder y en donde, desde antes que se votara, ya se sabía quién iba a ganar las elecciones”.

Señaló que en México, “a pesar de los riesgos que nos amenazan, es un país en donde somos las ciudadanas y ciudadanos los que decidimos, con nuestro voto libre, quienes nos gobiernan y representan, los que premiamos o castigamos en las urnas a los buenos o a los malos gobiernos. Hoy contamos con instituciones que nos protegen frente a los abusos del poder, incluso del de las mayorías autoritarias, y ante las cuales podemos defender nuestros derechos. Hoy hemos construido una sociedad en donde todas y todos tenemos cabida, a pesar de nuestras diferencias legítimas y sin que se nos persiga por pensar diferente”.

En dicho acto se sostuvo que la democracia en México es el resultado de muchas luchas ciudadanas que costaron esfuerzo, dedicación y en algunas ocasiones hasta sangre.

Y añadió que la democracia se consiguió gracias a la apuesta que hicieron varias generaciones de mexicanas y mexicanos que, a pesar de sus diferentes posturas políticas e ideológicas, tuvieron un propósito común: que fuéramos nosotros, con nuestro voto libre, los que decidamos quienes serán nuestros gobernantes; que nuestros derechos y libertades estén garantizados frente a los abusos del poder, y que nadie sea perseguido, hostigado y señalado por pensar u opinar diferente. Y hoy nos lo quieren arrebatar.

Notas Relacionadas