domingo, julio 21, 2024
Advierten de enfermedades por uso de agua de la Presa Madín

Alerta Comisión de Cuenca Presa Madín sobre afectaciones a la salud por contaminantes en el agua, como hierro, aluminio, plomo y cadmio; y heces fecales.

El presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos, Max Correa Hernández convocó al Foro “Presentación de Resultados de los Estudios Humanos del Consumo y Uso del Agua Proveniente de la Presa Madín”, donde la Comisión de Cuenca de Presa Madín alertó sobre la contaminación del agua, los impactos y consecuencias en la salud humana, debido a la deforestación, depredación inmobiliaria, tiraderos de basura y descargas residuales sin tratamiento en el embalse, muestra de la crisis socio ambiental en la que se encuentra el Estado de México afirmó el legislador.

Este informe se presentó en la Biblioteca Legislativa José María Luis Mora, en Toluca, donde el diputado de Morena destacó la importancia de difundirlo, porque es solo una muestra de la crisis socio ambiental en la que se encuentra la entidad, reflejo de lo que se expresa en el reporte científico de este consejo ciudadano “la gente se está enfermando por la contaminación de la Presa Madín, eso dice la ciencia y es responsabilidad del gobierno que lo está permitiendo”, lo que demanda la reingeniería de las políticas públicas.

Se tiene que actuar ya, porque nuestra salud está en riego, en base a estudios científicos sobre los contaminantes en el agua, los resultados arrojan que en el agua se encuentra el hierro en 8.31 y debería de ser menor a 1 para no representar riesgo, aluminio 1.62, plomo 2.02 y cadmio 1.32, quienes reciben agua potable de Presa Madín, enfatizó la doctora Marcela Galán, al presentar un resumen de un estudio de la escuela de Ciencias Biológicas del IPN y el laboratorio de toxicología ambiental de la UAEM, un trabajo desde 2004.

Esperan que el embalse sea un área natural protegida y proponen de manera urgente, el actuar de los gobiernos y de la ciudadanía, para el saneamiento con plantas de tratamiento, diseño de humedales; biodigestores, gestión adecuada de residuos sólidos, rellenos sanitarios, ni construir sobre ríos y barrancas; así como la creación de áreas verdes. También Eduardo Espinoza, coincidió en la crisis ambiental de la Presa Madín.

El legislador de la 4T, refirió que ante la crisis ambiental de este embalse que dota de agua a los municipios de Atizapán, Tlalnepantla, Naucalpan y Ciudad de México, también se vislumbra la oportunidad resolverla, con la participación de todos, se necesita reconocer a la naturaleza como sujeta de derechos y que somos parte de ella, y que tenemos que convivir en armonía, para tener viabilidad.

El Consejo de Cuenca es ejemplo de la participación ciudadana, comprometida genuinamente con una causa de vida, el derecho humano a un medio ambiente sano, es lo que tenemos que reivindicar y aunque vivamos en Toluca o Tlalnepantla, somos víctimas de la contaminación del agua de la Presa Madín y tenemos que actuar con responsabilidad.

Es viable que se pueda encontrar el mecanismo de conjunción de acciones, para modificar este estado de cosas, en el que tenemos la esperanza de iniciar una nueva etapa en el Estado de México.

 

Agregó que, dentro de esas acciones se propone crear una secretaria del Agua en la entidad, lo que será el marco institucional a partir del cual inicie la nueva gestión de la gobernadora Delfina Gómez, el 16 de septiembre y traerá también una nueva serie de acomodos, en reglamentos internos y funciones que tendrá que incidir en el sentido que aquí se está alertando, y aunque no hubiese mayores evidencias científicas, se debe corregir.

El nuevo gobierno debe asumir nuevos acuerdos, para que no se niegue más la información de quienes son las personas físicas o colectivas que están contaminando, como el acuerdo de Escazú, obliga al estado mexicano que ya ratificó ese acuerdo a tener acceso a la información en materia ambiental y también obliga a la autoridad y le da el derecho a la ciudadanía a la participación en materia de acceso a un medio ambiente sano y a la justicia.

Será la característica del nuevo gobierno en el Estado de México y los gobiernos municipales y del gobierno de México en materia ambiental, los ciudadanos tenemos que ir marcando el rumbo y el contenido de la transformación que necesitamos, dijo.

Max Correa reconoció la defensa jurídica que se está realizando, por ello se debe convocar a una Cumbre de Guardines de los Bosques de Agua, que surja desde los ejidos, las comunidades. Porque defender y comprometerse con la causa ambiental cuesta la vida, hay intereses muy pesados, ejemplificó el científico que perdió la vida en la zona de los volcanes, así como el caso del presidente de los bienes comunales de Huixquilucan, porque defendió los bosques ante quienes tienen planes de desarrollo en la región.

Los ponentes advirtieron sobre lo irresponsable de la falta de manejo de los lixiviados provenientes del tiradero a cielo abierto de Tepatlaxco, ubicado en Naucalpan que, junto con otros contaminantes, como el aluminio dañan la salud humana. Se violentó la ley federal, pese a las autorizaciones, aunado a las modificaciones en el uso de suelo, que han realizado en los planes de desarrollo urbano municipales.

También Xiomara Trujillo, coincidió al presentar la ponencia el papel que juega la permisibilidad de autoridades ante el desastre ambiental que se presenta en la Cuenca de la Presa Madín, la cual está matando, pero la apatía de los ciudadanos es quien permite.

El abogado Miguel Miramontes Lira, expuso la necesidad de concurrencia de los tres niveles de gobierno en defensa de la Presa Madín porque está matando a la gente, coincidió con los especialistas y el problema es la impartición de justicia.

Esta defensa al agua es a ultranza, hay gobernantes que no aplican la ley existente. Falta que las autoridades hagan su trabajo, va en contra del derecho a la vida, la ciencia lo dice, nos estamos envenenando, existe 35% de azolve de heces fecales en el agua de Presa Madín.

 

Notas Relacionadas