viernes, mayo 24, 2024
Buscan inclusión en todos los ámbitos

Interdicción es una piedra que se tiene que retirar para avanzar hacia la inclusión: Alicia Mercado

Probablemente en el camino de la diversidad disfuncional, mucho nos falta por caminar y algo que sí debemos de tener muy claro, es que la interdicción en las personas con discapacidad es una piedra que forzosamente tenemos que retirar de nuestro camino para poder seguir avanzando hacia una realidad inclusiva, afirmó la presidenta de la Comisión para la Atención a Grupos Vulnerables, Alicia Mercado Moreno.

En reunión de trabajo de Comisiones Unidas para la Atención a Grupos Vulnerables con la de Procuración y Administración de Justicia, la diputada proponente, enfatizó “la derogación de la figura de la interdicción a las personas con discapacidad es de vital relevancia ya que no solo vulnera los derechos de las personas con discapacidad en materia civil, sino en todos los ámbitos” y recordó, el régimen de interdicción fue declarado inconstitucional por la primera sala de la SCJN en 20l8.

En el inicio del análisis de la iniciativa que impulsa, a nombre del Grupo Parlamentario de Morena, para derogar la figura de la interdicción en las personas con discapacidad, destacó, en la actualidad la interdicción afecta incluso la participación de las personas con discapacidad en las consultas, ya que impide que puedan ejercer de manera autónoma su capacidad jurídica y celebrar actos jurídicos, válidos sin que el estado deba sustituir su voluntad por la de un tercero.

La legisladora de la 4T señaló que, el artículo 12 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, establece el igual reconocimiento de las personas ante la ley, a la vez que destacó que los precedentes de este tema superan ya una década de exigencias al legisladoras, legisladores, servidoras y servidores públicos que se niegan a escuchar a las personas con discapacidad y hacen caso omiso de las observaciones que ha emitido dicha convención y la propia SCJN.

Ejemplificó, el caso Asperger es uno de los precedentes más importantes en nuestro país, sobre el estado de interdicción que mediante el amparo presentado en 2011 dictado a Adair Coronel Robles, un joven de 25 años con síndrome de Asperger pretendió invalidar su estado de interdicción que lo declaraba judicialmente incapaz y establecía que debía mantenerse bajo la guardia de un tutor, por caer en actitudes para gobernarse, cuidarse y administrar sus bienes.

Puntualizó “con la presente iniciativa pretendemos que las personas con discapacidad sean tratadas como iguales ante la ley, que puedan tomar decisiones, expresar voluntades y preferencias dotándolas de apoyos que permitan su libre manifestación de voluntad, cumplir con sus obligaciones de manera autónoma y, en su caso, proporcionar las salvaguardias que se requieran para ejercer con plenitud su capacidad jurídica”.

Al tomar la palabra, la diputada Rosa María Zetina, reconoció el impulso de la su compañera de bancada, en la consolidación de los derechos humanos de las personas en situación de discapacidad, además la interdicción es una restricción desproporcionada al derecho de la capacidad jurídica.

Coincidió, el estado de interdicción como un sistema de sustitución de la voluntad, no solo es inconstitucional por violar los derechos de la igualdad en relación a la capacidad jurídica, en sí mismo se equipará a la muerte civil al negar la participación de la persona en el mundo jurídico, puesto que todo lo que pretende realizar tendría que ser por medio de su tutor.

Y subrayó, la situación de discapacidad no está lejos de ninguno de nosotros ni de nosotras, todos los días estamos expuestos a factores que potencialmente podrían cambiar nuestra situación normal, el nacimiento, por edad o por algún accidente suscitado en este sentido, por ello cuestionó, ¿merecemos ser despojados del pleno reconocimiento de nuestros derechos o deberíamos de contar con el apoyo necesario del estado y sus instituciones para ejercer con plenitud nuestra capacidad jurídica?

Notas Relacionadas