martes, abril 13, 2021
Cuestionan operatividad de Reciclagua

Diputados exhortaron al GEM a rendir un informe técnico de las condiciones en que opera Reciclagua pues persiste la contaminación en terrenos de Lerma y San Mateo Atenco.

Legisladores mexiquense exhortaron a la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno estatal a reindir un informe técnico de la forma en que está operando Reciclagua ambiental, empresa concesionada para el tratamiento y saneamiento de aguas residuales de industrias aledañas al Río Lerma, toda vez que persiste la presencia de metales pesados en terrenos agrícolas de Lerma y San Mateo Atenco

La diputada Elizabeth Millán García presentó un punto de acuerdo que incluye las denuncias de los habitantes de los municipios de Lerma y San Mateo Atenco desde 1982 sobre los perjuicios provocados por la operación de Reciclagua Ambiental, S.A. de C.V., antes denominada EPCCA (Empresa para el Control de la Contaminación del Agua), la cual sólo cambió de nombre pero no reflejó algún cambio para un verdadero tratamiento de las aguas residuales de las empresas que ahí descargan.

Esta empresa sectorizada a la Secretaría del Medio Ambiente estatal, tiene como objeto tratar las aguas residuales que capta de las empresas afiliadas a esta, y utilizando como cuerpo de descarga la cuenca del rio Lerma, con la finalidad de contrarrestar el deterioro ambiental ocasionado por los contaminantes que se vierten en este afluente.

En 2017, Jorge Jiménez Cantú, entonces coordinador General de la Comisión de la Cuenca del Río Lerma, encabezó parte de los trabajos para el saneamiento de este río, mediante el impulso de un programa para concesionar la empresa Reciclagua Ambiental S.A de C.V, a empresas particulares con el fin de hacerla viable, sostenible y se convirtiera en un negocio.

En 2017 la empresa costaba al Gobierno del Estado 85 millones de pesos al año y con este esquema la administración pretendía tener una entrada de capital con un ingreso de 240 millones de pesos y -según el plan de ese momento era que conforme crezca la venta del agua tratada, el recurso sería adicional, detalló la legisladora.

Sin embargo, desde los noventas, ejidatarios de San Mateo Atenco presentaron estudios técnicos donde refieren que la empresa no cumple con las medidas de protección civil y sanitarias, ni cuenta con la infraestructura hidráulica para captar, transportar y almacenar las aguas residuales de las industrias afiliadas a la empresa.

De acuerdo a varios estudios de instituciones educativas y dependencias estatales, la contaminación de aguas negras en la zona ha derivado en la presencia de plomo, cadmio, cromo, cobre, zinc, arsénico y mercurio en la leche de 300 vacas criollas que habitan y pastorean en la rivera del rio Lerma, cerca del sitio donde se tiran las aguas residuales, así mismo se refiere un gran número de casos de cáncer que hay en la zona desde hace ya dos décadas.

Millán García recordó que representantes ejidales y vecinos han presentado denuncias ante diversas autoridades como la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente, a la entonces PGR sin que hasta la fecha exista una resolución favorable y que obligue a esta empresa a operar de manera correcta. 

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: