jueves, mayo 30, 2024
Delincuencia organizada apoderada del Xinantécatl

En algunas zonas del Nevado de Toluca secuestradores, taladores ilegales y narcotraficantes son uno mismo: Santiago Pérez Alvarado

Santiago Pérez Alvarado, abogado y activista en pro de la defensa del cuidado y preservación de las zonas boscosas del Nevado de Toluca, reconoció que a diferencia de otros años, hoy en la zona conviven personas que participan tanto con grupos dedicados a la tala ilegal, secuestradores y personas en general que están relacionadas con actividades ilícitas de todo tipo, situación que complica la actividad de las personas que han dedicado parte de su vida a conservar ese espacio de reserva nacional que en teoría está protegida, pero en los hechos es escenario de todo tipo de situaciones ilegales.

En charla con Luis Pantoja Ríos, titular del programa “De Análisis” que se transmite de lunes a viernes de 13:00 a 14:00 horas por la plataforma digital https://comunicadores.mx/ Santiago Pérez, activista que ha encabezado la defensa del agua de zonas como Villa Victoria y medio ambiente de la zona sur del Estado de México, aseguró que si durante el sexenio estatal de Enrique Peña Nieto los integrantes de las comunidades hubieran permitido que el proyecto empresarial que contemplaba una pista de esquí en el Nevado de Toluca, así como el desarrollo de residencias de descanso para los magnates del país, hoy la zona seguramente estaría más devastada.

Lo anterior, dijo, porque lo grandes capitales habrían hecho de la región lo que ellos consideraran a favor de sus intereses y no del medio ambiente de la zona y mucho menos del bienestar de los habitantes de las comunidades aledañas al Xinantecátl.

“Si hubiéramos permitido en aquel momento, el Grupo Arfra hubiera hecho el Centro Internacional de Esquí, tendríamos cabañas europeas, fincas de 3, 4, 5, 10 y 15 hectáreas de gente con mucho dinero y tendríamos empresarios de otros países ahí. No, no estaríamos mejor”, aseguró el activista que fue acosado en múltiples ocasiones por el gobierno federal del PRI y PAN, por su intenso activismo.

¿Cuál es el problema mayor que tiene el Xinantecátl en estos momentos? se le cuestionó.

Ante dicho planteamiento, Santiago Pérez, recordó que durante el mandato presidencial de Lázaro Cárdenas se crearon los denominados Parques Nacionales con el objetivo de preservar la flora y la fauna, la biodiversidad y el ecosistema, pero cuando Enrique Peña y Eruviel Ávila, ex gobernadores, impulsan la recategorización del Nevado se inicia un proceso de degradación porque se avanzó en la edificación irregular, pero sobre todo algunos pobladores empiezan a talara con la finalidad de sembrar, entre otros productos, papa y maíz.

Esa recategorización no fue otra cosa que facultar a grupos de poder empresarial y social para que iniciaran procesos de “usos distintos”, supuestamente “sustentables”, de la zona ubicada alrededor del Nevado de Toluca, dijo.

“Nosotros señalamos que la recategorización no era viable, y que la solución para mantener la zona y recuperarla aquellos polígonos donde se registra un problema de deforestación, “volver a los orígenes”, es decir entender al Nevado de Toluca como un lugar sumamente relevante para el equilibrio ecológico y ambiental de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca.

Hay que protegerlo porque es nuestro gran pulmón y nuestra reserva de agua y retornar al criterio de Parque Nacional e involucrar a las comunidades en su cuidado, subrayó Santiago Pérez.

Esto último, reconoció, no es nada sencillo porque cada persona y grupo tiene su forma particular de entender el cuidado al Nevado de Toluca y porque todo lo que está escrito de forma maravillosa entorno a este coloso natural, “para mí es letra muerta porque en la zona se está dando un mal manejo”, apuntó.

Consideró que en algún momento de su vida (de activista) estuvo a favor del concepto de veda forestal, pero conforme fue compenetrándose en el tema y estudiando, y teniendo retroalimentación de un gran número de especialistas y recorrer la zona en múltiples ocasiones, logró confirmar que los lugares vedados no registran un manejo responsable.

Lo anterior, dijo, porque si existen permisos de aprovechamiento de 10 mil metros cúbicos, los operadores se llevan 20 mil metros cúbicos, entonces lo que se requiere es que la Comisión Nacional Forestal, así como la Comisión de Áreas Naturales Protegidas, pero sobre todo los integrantes de la sociedad se transformen en vigilantes de la zona al margen de veda o no.

Pérez Alvarado dijo tener conocimiento que pobladores de algunas zonas han estado acabando con zonas boscosas para sembrar papa.

Proceso de deforestación, eliminación de masa forestal, que repercute de forma directa en la generación de agua, así como en la recarga de mantos acuíferos.

En este sentido para el activista en favor del cuidado del medio ambiente de la región del valle de Toluca, Pérez Alvarado, los procesos de siembra no necesariamente están distanciados con el cuidado del bosque, ya que, ejemplificó, en 100 hectáreas pueden estar contemplados manantiales y preservación de zonas boscosas, siempre y cuando existan planeación, regulación y supervisión.

Consideró que durante la administración de la profesora Delfina Gómez Álvarez, gobernadora del Estado de México, y del gobierno federal, hay posibilidad de echar abajo el asunto de la recategorización de algunos polígonos aledaños al Nevado de Toluca.

Se necesita realmente una política pública desde abajo y que la gente vuelva a reforestar y a trabajar en el cuidado del medio ambiente.

Aunque reconoció que ese proceso es de alto riesgo, porque “todos lo sabemos que no son los campesinos los que andan deforestando sino son otras personas y vemos ahora hasta tiene  el descaro de trasladar troncos sin ningún tipo de permiso.

Santiago Pérez Alvarado, confirmó que en algunos casos y en algunas zonas ubicadas alrededor del Nevado de Toluca, los narcotraficantes, las organizaciones, los taladores y secuestradores son un mismo grupo y ante ello es muy complicado que alguien haga un señalamiento o comentario porque sabe perfectamente que su vida estaría en juego.

En este sentido, expresó, que hoy los activistas o vecinos que levantan la voz, su temor no es ir a dar a la cárcel por sus demandas y manifestaciones, sino que uno o varios de los integrantes de dichos grupos delictivos gire órdenes para eliminarlos.

Recordó que él creció en la comunidad San Juan de las Huertas y toda su vida ha tenido en frente al Nevado de Toluca, por lo que desde hace muchos años le quedó claro que cuidar el bosque es cuidar el agua.

Consideró que los incendios registrados en los últimos días han demostrado cómo la zona enfrenta un grave problema, el cual es diferente en cada frente del Nevado.

Por último, Santiago Pérez Alvarado, criticó la nula presencia del grupo de guardabosques y personas dedicadas a atajar los incendios que seguramente continuarán a lo largo de las próximas semanas.

“Yo creo que la solución no está en la tecnificación (para atajar incendios en la zona boscosas), sino en la concientización del cuidado de los macizos forestales, de la depredación o de la tala inmoderada”, concluyó.

Notas Relacionadas