viernes, abril 12, 2024
El derecho a una educación libre de violencia de género

La egresada de la Maestría en Género, Sociedad y Políticas Públicas de la UAEMéx, Estefanía Licea expuso que es necesario hacer un trabajo de sensibilización y concientización para generar redes de apoyo, ya que de esta manera se puede erradicar y nombrar este tipo de conductas.

Todas y todos tenemos derecho a tener una educación libre de violencia, por ello es necesario visibilizar conductas que fomenten la violencia de género, que han sido normalizadas y, por lo tanto, frenarlas, mencionó Monserrat Estefanía Palma Licea, maestra en Género, Sociedad y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx).

Palma Licea enfatizó que ante la llegada del movimiento Me Too a México, el cual fue replicado por las escuelas superiores de todo el país, se comenzó a visibilizar que el hostigamiento sexual es una conducta que demerita el desarrollo de las mujeres y su profesionalización en todos los ámbitos educativos.     

“Dentro de las denuncias más presentadas por las alumnas en los tendederos se encontró que la gran mayoría fueron hostigadas por sus docentes, que hacían comentarios como ‘las mujeres no deberían estar aquí’, o que hacían chistes con contenido sexual o contenido machista, lo que no favorece un ambiente educativo sano”, abundó.

A diferencia del acoso sexual -donde no existe una línea de poder entre la víctima y el victimario-, el hostigamiento sexual se puede dar en tres niveles diferentes; el primero es de forma verbal, a través de piropos o comentarios sobre el cuerpo de la persona; el segundo nivel se propicia cuando comienzan a existir interacciones vía redes sociales o invitaciones a salir de manera insistente o constante y, finalmente, se manifiesta a través del contacto físico no consensuado.

Estafanía Licea explicó que es importante visibilizar el hostigamiento sexual y para atender este tipo de violencia dentro de las escuelas. Palma Licea expuso que es necesario hacer un trabajo de sensibilización y concientización para generar redes de apoyo, ya que de esta manera se puede erradicar y nombrar este tipo de conductas, ya que esto permite al estudiantado recibir una educación libre de violencia y fomenta espacios académicos mucho más seguros. 

Estefanía Licea comentó que uno de los retos más difíciles que se tienen al investigar temas de violencia de género, específicamente el hostigamiento sexual, es la resistencia que aún existe entre las y los docentes para aceptar que existen dentro de sus espacios estos tipos de violencia y que es necesario deconstruirlos.

Por ello, invitó al estudiantado a realizar investigación en materia de género, ya que al ser un campo muy vasto y en expansión, aún hay demasiadas cosas por aprender y todas las investigaciones suman a generar espacios más seguros en todos los aspectos sociales.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES