martes, diciembre 1, 2020
“Me quitaron dos veces a mi hijo”

Asesinaron a Alexis de 22 años, considerado falso culpable en penal de Chiconautla; hay silencio total de las autoridades penitenciarias.

Alexis tenía 20 años cuando fue acusado de robar una gasolinera En Ecatepec, lo levantaron unos policías, lo torturaron para que aceptara “su delito”, pero cuando fue presentado ante el Ministerio Público la acusación ahora versaba sobre el robo de un vehículo.

A partir de ese momento cambió la vida de Alexis Efraín Arriaga y de su mamá Marisol Arriaga, quien ahora reclama no sólo justicia para su hijo, sino su cuerpo inerte.

El sábado 7 de noviembre Marisol fue notificada de que Alexis había sido trasladado al hospital “La Américas” y de inmediato supo que las cosas no estaban bien, que Alexis no estaba bien.

Tras las reiteradas negativas de enfermeras y custodios para dar informes de la situación en la que se encontraba su hijo, Marisol tuvo que ser todavía más insistente para que se le permitiera ver el cuerpo de Alexis sin que ningún tipo de autoridad se presentara a dar explicaciones de la muerte de Alexis.

Fue hasta que se encaminaba a la salida que una trabajadora social tuvo a bien acompañarla y explicarle los sucesos de ese sábado 7 de noviembre, día en que el corazón de Alexis dejo de latir a consecuencia de la puñalada que recibió en ese órgano con una daga de al menos 60 centímetros de largo.

Le pidieron acudir a la Fiscalía de Homicidios para denunciar el homicidio de su hijo, en donde, por cierto, personal de esa instancia la trató con prepotencia y burla por lo que decidió comenzar a grabarlos con su teléfono celular, lo que provocó el enojo de los servidores públicos que de forma grosera la preguntaban si sabía ¿Quién lo mató?, ¿Usted vio?”, se burlaban.

Es por ello que Marisol Arriaga presentará denuncias contra todos los ocupantes del módulo 5, celda 6, pues fue en ese lugar en donde asesinaron a su hijo Alexis.

También se presentará denuncia contra el director del penal Bertín Arellano Gómez, pues el homicidio ocurrió con tres “dagas” de metal de 70 centímetros de largo, algo supuestamente imposible dentro de una cárcel donde revisan hasta los alimentos que ahí se introducen.

La madre de Alexis Efraín Arriaga exige que el director del penal de Chiconautla se haga responsable, así como los internos de apodos “Yomo” y “Erizo” que presuntamente fueron los que cometieron este terrible acto.

Alexis ya había sido amenazado por los compañeros de su celda de no volver a dormir ahí, por lo que su familia sintió todavía más la necesidad de darle la libertad que merecía, y acudió más de dos veces a pedir el cambio de celda, pero nunca le hicieron caso. Como consecuencia, al regresar después de un castigo se vivió este lamentable desenlace.

La frustración y tristeza que acompaña a esta familia no puede ser expresada con palabras. Es una situación que refleja lo mal que esta el panorama dentro de los penales.

FALSO CULPABLE

Marisol Arriaga recuerda que hace dos años, cuando Alexis tenía 20, lo aprehendieron para inventarle el robo a una gasolinera en Ecatepec, pero cuando lo presentaron ante el Ministerio Público, dijeron que fue robo de vehículo, por lo que de inmediato se dio a la tarea de buscar los videos de vigilancia del centro de abasto de combustible en donde se comprueba la inocencia de Alexis, toda vez que en ninguno de los videos aparece y aun así la parte judicial se negó a revisar las imágenes y tomarlas como evidencia de su inocencia.

Por el contrario, le fijaban a Alexis una fianza de 40 mil pesos que en caso de no pagarlos se le impondría la acusación de otro delito como el del robo de autos.

Al carecer de recursos, Marisol peregrinó por varias delegaciones hasta encontrarlo y confirma que estaba detenido.

En ese momento inicia una serie de inconsistencias incluidas en la carpeta de investigación de Alexis, en la que falta el testimonio de los policías que lo aprehendieron, “Nunca se han presentado a declarar”.

De hecho, se nombran muchos participantes y actos que no tienen fundamento, dice Marisol, además, “se abusó del poco conocimiento en el ámbito legal de la familia, y dejaron que definieran el tiempo en que se podría comprobar la inocencia del joven de 20 años. Como el video de la gasolinera que llegó después del tiempo establecido y no pudo comprobarse su inocencia”.

Si no hubiese ocurrido este lamentable hecho, se seguiría presionando a los policías que aprehendieron a Alexis y que por más de un año se han negado ya múltiples veces a atestiguar en el juicio que seguía abierto, incluso cuando después de las tres llamadas de la corte se debe generar una orden urgente a la cual desobedecieron.

“La propia licenciada de Oficio dijo que, aunque los policías acudiesen a atestiguar, ellos dirían que soltaron a Alexis y que éste se fue a robar”.

Como si fuera poco, Marisol relató cómo fue recorrer los lugares donde su hijo había sido torturado por la policía antes de ser falsamente acusado. En el lapso donde se le torturó, también se involucró a otro joven que ni siquiera conocía a Alexis y que solo se estaba bajando de un taxi cuando también fue “levantado” por policías.

Marisol Arriaga Gómez, a pesar del fallecimiento de su hijo, también prometió ayudar a este joven que se encuentra en las mismas circunstancias.

De igual forma, agradeció a los grupos de presunción de inocencia que se encuentran en el penal, pues le han demostrado múltiples muestras de cariño y solidaridad tras la tragedia de su hijo.

“La lucha sigue”, dice Marisol, pues afirma que muchos de los hijos de sus compañeros todavía siguen encarcelados injustamente, y ella no parará hasta hacerle justicia y demostrar la clara inocencia de Alexis, aunque sea sólo por su memoria.

Notas Relacionadas

Publicidad

2do Informe de Gobierno Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES

A %d blogueros les gusta esto: