jueves, octubre 1, 2020
Médicos en el olvido

Personal médico del Centro de Salud de Huehuetoca presentó síntomas de Covid-19 y aun así trabajaron varios días.

Al menos seis personas que laboran en el Centro de Salud Santa Teresa en el municipio de Huehuetoca, presentaron síntomas relacionados con coronavirus y así continuaron laborando hasta que por decisión propia se recluyeron en sus domicilios, ante la indiferencia de las autoridades del Instituto de Salud del estado de México.

Trabajadores de esa unidad médica ubicada en avenida Paseo de la Mora, Santa Teresa 2, a espaldas del centro comercial Plaza cañada, explicaron que desde hace seis días, un médico de contrato, una psicóloga y una doctora pasante presentaron temperatura mayor a los 39 grados y el cuerpo cortado, síntomas del virus SARs-CoV2, pero no fueron confinados para la realización de la prueba de Covid-19 porque no hay.

La situación se agravó cuando entre jueves y viernes de la semana pasada, dos enfermeras y la señora de intendencia también presentaron los mismos síntomas, por lo que notificaron al coordinador de salud municipal, Donizetti Vázquez Rodríguez, quien sólo acudió el pasado lunes a entregar algunos insumos de protección y los calificó de paranoicos “porque eso no existe, eso sólo es psicosis”, dijeron trabajadores del centro de Salud que pidieron el anonimato por temor a represalias.

De igual forma, notificaron al dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA), Reyes Ángel, pero tampoco le dio importancia por lo que decidieron confinarse en sus domicilios de manera voluntaria.

Aun con síntomas de Covid-19, el personal médico afectado continuó dando consulta. “El centro de salud sigue abierto y los doctores dieron hasta 40 consultas por día, pusieron vacunas e insulina”.

La diputada Berenice Medrano, presidenta de la Comisión de Salud en la Cámara local, dicen los denunciantes, “quedó de acudir formalmente el pasado lunes pero como las pruebas que se iban aplicar a los médicos se quedaron atoradas en la aduana del aeropuerto de Toluca ya no pudo llegar”.

OTRA MANIFESTACIÓN EN EL LÓPEZ MATEOS

Donde también se volvieron a manifestar fue en el Centro Médico Adolfo López Mateos de Toluca, en donde al menos 15 trabajadores de la salud se apostaron en las inmediaciones del nosocomio para solicitar insumos médicos, personal para enfrentar la saturación del área Covid-19 y en algunos casos pagos por parte del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

Desde muy temprano el personal médico se plantó en la entrada del hospital con pancarta en mano, para denunciar que los directivos no han solicitado más personal al ISEM cuando hay saturación de pacientes con Covid-19 y el material de protección es cada vez más escaso.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: