domingo, noviembre 29, 2020
Meyfit no se rinde ante Covid-19

Mariana Macedo, empresaria y dueña de la marca Meyfit explica cómo el Covid-19 ha afectado su microempresa.

Por Marlene Estenssoro Pineda

La joven mexicana Mariana Macedo Bernal o mejor conocida como Meyfit en las redes sociales, explica cómo durante esta cuarentena ha hecho marchar su pequeña empresa.

Meyfit es una marca de ropa deportiva 100% mexicana que fue creada hace dos años por Mariana Macedo Bernal, una joven estudiante de Mercadotecnia en la UNITEC.

La dueña del negocio explica que los atuendos son totalmente diseñados para tener comodidad durante la realización de la actividad física, a fin de que hombres y mujeres se sientan seguros y confortables dentro del gimnasio, pero se inspiró principalmente en las mujeres. “Mi ropa es de cierto material y diseño para que todas las chicas se sientan bien en el gym”, manifestó Mariana.

A mediados de marzo, Mariana decidió irse un año a Estados Unidos a trabajar y promocionar su marca. Sin embargo, con la llegada del COVID-19, sus planes tuvieron que cambiar.

La producción de la mercancía tuvo que parar y por ende la venta y la distribución bajaron también. “Mi empresa siempre se ha manejado en línea, si tú quieres un producto tienes que pedirlo por la página web, nosotros todavía no nos hemos establecido en un local o tienda física en general”, mencionó Mariana.

Fue esa una de las principales razones que llevó a Mariana a tomar importantes decisiones para mantener en pie a la marca y a la empresa.

Macedo Bernal asegura que su marca seguirá vendiéndose en línea, pero sólo promocionará ciertos artículos para que la venta y producción de su ropa se mantenga, con el propósito de que Meyfit permanezca en el mercado y sobre todo en la mente y gusto de sus clientes.

“Yo empecé este negocio sola, con la idea de ser independiente. Nunca necesité la ayuda económica de mi familia, por lo cual en estas situaciones en las que nos encontramos todos, buscaré la forma de que mi pequeña empresa siga produciendo”.

La joven emprendedora afirma que no ha sido fácil el camino con esta situación. En efecto, su producción y ventas han bajado y también la forma de pago a sus empleados cambió, de ser cada quince días lo ha trasladado a cada mes.

El ejemplo de la empresa de Mariana explica cómo se encuentran económicamente las microempresas mexicanas en esta situación de cuarentena (COVID-19), obligándolas a bajar la producción y salario de sus trabajadores.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: