sábado, octubre 23, 2021
Pérdidas en CANIRAC por 45 MMDP

Retroceso a semáforo naranja pega fuerte al sector restaurantero del Edoméx.

Por Gabriela Landetta

El sector restaurantero, uno de los más afectados por la pandemia, no logra salir adelante de la crisis económica. Apenas iniciaba lentamente su recuperación con semáforo verde y ahora, el regreso al color naranja, vuelve a frenar esa posibilidad. Hasta diciembre de 2020, la pérdida acumulada del gremio ascendió a los 45 mil millones de pesos.

Mauricio Massud Sánchez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, Canirac, en el Estado de México, refiere que en total, se han perdido alrededor de 14 mil unidades económicas dedicadas a esta actividad. De los 350 mil empleos que se tenían, 50 mil se perdieron el año pasado, aunque algunos se podrán recuperar paulatinamente.

“La reactivación venía poco a poco con este semáforo verde. Con las reglas de operación al 70 por ciento, ya veíamos mejores ventas, mejores números. Hoy nuevamente vamos para atrás, pero insisto, nos queda seguir siendo responsables, nos queda seguir siendo respetuosos, ante el tema de la salud no bajaremos la guardia, pero yo creo que sí ya estaríamos en los límites de operación a un 50 por ciento, para seguir en permanencia…”

La recuperación a la que se refirió, no fue al nivel que se tenía en 2019, pero sí representaba un avance tras la crítica situación vivida en 2020. Por eso se especulaba que se tendrían mejores condiciones para el segundo semestre de 2022. Ahora la incertidumbre regresa y el sector vuelve a remar contra corriente.

Los empresarios del ramo restaurantero, dijo Massud, han enfrentado “crisis sobre crisis”, y entre el 70  y 80 por ciento tiene importantes deudas: “traemos pasivos con proveedores, con CFE no podemos tener pasivos porque si no, no tendríamos energía eléctrica”.

Fueron gastos fijos que no pudieron posponerse. El caso de la Comisión Federal de Electricidad es el más sobresaliente: pese a que los negocios cerraron cortinas y bajaron sus pastillas, los recibos de luz llegaron normales “como si estuviéramos operando”.

Por eso el regreso del Estado de México a semáforo naranja no es visto con agrado: “La corresponsabilidad es de todos, como sociedad tenemos que hacer algo distinto porque creo que nos estamos equivocando; nos estamos equivocando al no cuidarnos, al no ser responsables, al no ser respetuosos, y obviamente el sector económico sigue siendo altamente lastimado, y  lo más problemático son las familias que dependen de nuestro sector…”

Sobre ese punto, Javier Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México, Concaem,  considera que este retroceso, es “culpa y responsabilidad de todos y cada uno de los ciudadanos del Edoméx (…) Es increíble que seamos incapaces de respetar las normas de sana distancia y protocolo. Ojalá la ciudadanía pudiera entender y hacer un máximo esfuerzo para poder sobrepasar esta situación tan lamentable que estamos viviendo…” 

El dirigente empresarial destacó que es necesario buscar la forma de ver cómo salir delante de la crisis económica originada por la Covid-19, que ha golpeado sobre todo a los sectores turístico, recreativo y restaurantero.

“Teníamos más de 72 mil unidades económicas y al día de hoy, -de acuerdo con- estimaciones de Canirac y  de la Asociación de Hoteleros del Estado de México, se ha perdido cerca del 20 por ciento, alrededor de 14 mil unidades del Estado de México han desaparecido de este sector…” No obstante, de los 33  mil empleos formales que desaparecieron en 2020, ya lograron recuperarse alrededor de 30 mil hasta el mes pasado.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: