jueves, febrero 2, 2023
Se prevé época complicada por convergencia de virus respiratorios

Quien esté enfermo debe quedarse en casa unos días para evitar diseminar los padecimientos, indicó Alejandro Macías.

Por Hugo Maguey   

Después de casi tres años de pandemia, las actividades han regresado casi a su normalidad: el tránsito intenso, el transporte, los comercios, cines, restaurantes ya se ven como antes de la contingencia sanitaria y en algunos casos incluso con más afluencia.

El 29 de noviembre, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gattel, señaló en la conferencia mañanera de la Presidencia de la República que después de mostrar descensos sostenidos durante el verano, los casos de la Covid-19 tuvieron un incremento progresivo, con 737 casos entre el 21 y 27 de noviembre, en medio de la temporada de bajas temperaturas.

Para Alejandro Macías, infectólogo y quien fuera zar contra la influenza AH1N1 durante la pandemia de 2009, “podríamos tener un aumento significativo de casos de la Covid-19, lo que se combinará con la temporada de enfermedades respiratorias, que en esta ocasión ha adelantado su clímax; normalmente, es a finales de diciembre y ahora lo estamos viviendo desde antes. Podremos observar la combinación de influenza estacional, Covid-19 y virus sincitial respiratorio que suelen venir juntos”.

El experto indicó que, aunque no se espera una sexta ola, se verán repuntes de la enfermedad: “No estoy seguro que sean del tamaño suficiente para llamarlo oleada, aunque así ha ocurrido en otras naciones. Si observamos las gráficas de algunos países de Europa, de algunos estados en Estados Unidos y otros en México, parece que la entrada de las nuevas variantes de ómicron o subvariantes, como la BQ1 y BQ1.1 sustituirán a la predominante que es la BA5. Esta entrada casi seguramente se asociará con un incremento de casos, con una mayor incidencia, no sabemos de qué tamaño será, pues depende mucho de cuánta inmunidad haya en la población y cuánta gente ya esté vacunada. Si es como en Estados Unidos, podríamos tener un aumento significativo”.

ALGUNAS CIFRAS

El más reciente informe integral sobre la Covid-19 en México del gobierno federal, al 5 de octubre de 2022, señala que los casos acumulados en el país son siete millones 90 mil 960, “los cuales incluyen casos y defunciones con asociación o dictaminación clínica-epidemiológica desde la semana epidemiológica 1 del 2020 a la semana 39 de 2022, con corte de información al 1 de octubre del 2022”.

La caracterización por olas, según el mismo informe, indica que durante la primera se registraron 813 mil 366 casos; durante la segunda, un millón 537 mil 770; en la tercera, un millón 376 mil 158 casos; en la cuarta, un millón 731 692 casos, y en la quinta, un millón 229 mil 934.

Según datos de la Universidad John Hopkins, México registra un total de siete millones 141 mil 409 casos y 330 mil 592 muertes, mientras que en el ámbito mundial hay un total de 646 millones 89 mil 506 casos, con seis millones 642 mil 994 fallecimientos.

En cuanto a los contagios de influenza en la temporada 2022-2023, se han confirmado tres mil 586 casos positivos, principalmente en los grupos de edad de 25 a 29 años (12 por ciento), 20 a 24 años (11 por ciento), 15 a 19 y mayores de 65 años (nueve por ciento), 5 a 9, 10 a 14 y 30 a 34 años (ocho por ciento).

Aunque se ha manejado que el virus sincitial respiratorio es una enfermedad que afecta a niños, en realidad se trata del virus que causa el resfriado común, pero que en ocasiones causa daños graves a los grupos vulnerables como recién nacidos, niños y adultos mayores (http://bit.ly/3BdPE8b)

Alejandro Macías, quien también es integrante de la Comisión Universitaria para la Atención del COVID-19, señala que las medidas para no esparcir la enfermedad son las que conocemos desde que inició la pandemia: “el mensaje tiene que ser el mismo, primero, de optimismo porque dejamos atrás lo peor de la pandemia, pero que no ha terminado. Todavía es necesario usar cubrebocas en espacios interiores, ventilar los que sean cerrados, ponerse las vacunas que corresponden: a quien le toque la de influenza, que se la ponga, y mantenernos en las mejores condiciones físicas posibles. Algo muy importante, es que quien esté enfermo se quede en casa unos días para evitar diseminar los padecimientos”.

Para terminar, hace una recomendación para la temporada de fiestas de Fin de Año: “Tenemos que ser juiciosos ahora en diciembre, porque normalmente nos reunimos en comunidades o en tumultos, y si las hacemos necesitamos ventilar los espacios cerrados. Mientras no estemos consumiendo alimentos, hay que protegernos con mascarilla, preferir actividades en exteriores. Hay que seguir siendo juiciosos, estoy de acuerdo que volveremos a nuestras actividades sociales, económicas y eso es inevitable, pero hay que hacerlo todavía con precaución”.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: