miércoles, junio 23, 2021
Sin garantías para que mujeres vivan libres de violencia en Mexico

El arranque de este año fue el más violento para las mujeres en México desde el inicio de la estadística por género, en 2015: Desfassiaux

En opinión de Alejandro Desfassiaux, presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, la violencia contra la mujer en México se ha incrementado en tres periodos consecutivos en lo va del año: antes, durante y después del confinamiento sanitario

Es por ello que además de analizar si este problema multifactorial se está recrudeciendo por una combinación derivada de la impunidad, la cultura, la falla en las políticas públicas y la ausencia de un estado de derecho; se requieren medidas más eficaces y efectivas para prevenir que sigan aumentando estos casos, pues actualmente “no existen garantías para que las mujeres vivan libres de violencia en México”.

El 9 de marzo pasado, hartas del aumento de los feminicidios y ataques a mujeres, grupos de activistas convocaron al paro nacional #UNDÍASINNOSOTRAS para protestar en contra de la violencia de género, la desigualdad y la cultura del machismo, confinándose 24 horas en sus hogares. Poco después llegó el confinamiento masivo por el tema sanitario que orilló a las mujeres a ocultarse por más tiempo, resultando en más violencia para ellas, principalmente por parte de familiares, y justo ahora que estamos en la etapa de desconfinamiento, todo parece indicar que nuevamente la violencia contra ellas seguirá creciendo de manera exponencial, haciendo que la situación se torne insostenible, comentó Desfassiaux.

Previó al confinamiento, en los meses de enero y febrero de este año, se denunciaron 4,971 lesiones dolosas y 322 homicidios de mujeres como un promedio mensual.

El arranque de este año fue el más violento para las mujeres en México desde el inicio de la estadística por género, en 2015.

Durante el confinamiento, entre marzo y mayo, se denunciaron 4,520 lesiones en promedio, una reducción del 9% con respecto al promedio registrado en los meses de enero y febrero; sin embargo, llama la atención que el número de homicidios de mujeres no sólo se mantuvo, sino que aumentó ligeramente a 323 en promedio; pues hay que considerar que en este periodo las mujeres estuvieron presuntamente resguardadas en su hogar y además existió el temor a denunciar por el contexto de la pandemia y el cierre de algunos ministerios públicos.

Además, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el caso de llamadas al 911 relacionadas con violencia contra la mujer, tan sólo en el mes de abril hubo un aumento del 42% respecto al mismo mes del año anterior con 21,722 llamadas. Son 30, en promedio, por hora.

Ya en la etapa de desconfinamiento, las lesiones dolosas repuntan a 4,633 en el mes de junio, un incremento de casi 3% respecto al promedio registrado en los meses del confinamiento, sin embargo, lo más grave es que el feminicidio se disparó un 30.5% versus el periodo de confinamiento.

Aun cuando no hay un desconfinamiento por completo, dice Desfassiaux, el incremento en ambos rubros no es nada alentador en este regreso a la nueva normalidad que representa el día a día de miles de mujeres que padecen violencia intrafamiliar, no pudiendo romper con el círculo de la violencia, pues ahora sabemos que el tiempo en casa solo se romantizó durante la pandemia y no dejó nada bueno”.

De enero a junio de 2020 se registraron 489 feminicidios en el país, que representa un aumento de 9.2% a los feminicidios registrados en los primeros seis meses de 2019, de acuerdo con datos del SESNSP.

A nivel nacional, durante esos meses de confinamiento se puso sobre la agenda nacional el aumento de denuncias y llamadas realizadas a centros, colectivos e instituciones encargadas de atender la violencia intrafamiliar. Ahora la incertidumbre económica y financiera juega en contra de las víctimas de la violencia, que no saben si la mejor opción es denunciar, ante la falta de recursos para refugios, protección y seguimiento de casos.

Por otro lado, los que no ayudan nada en este tema tan sensible, son las policías de la CDMX, afirmó el presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, pues desde que inició la administración actual, se les han abierto 252 carpetas de investigación por delitos sexuales, de acuerdo con un informe de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX de junio de 2020.

El delito que más se denunció fue el de abuso sexual (148), seguido del acoso sexual (65), violación (30), contra la libertad sexual (5), corrupción de menores (2), estupro (1) y feminicidio en grado de tentativa (1). La mayoría de las carpetas de investigación fueron interpuestas contra elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Ante este panorama, Alejandro Desfassiaux propuso:

  1. Fortalecer la Línea Mujeres de Locatel con más personal, mejor capacitado en materia jurídica y psicológica.
  2. Trabajar en una cultura de la denuncia.
  3. Generar una mayor eficacia del C5 de la CDMX y del Estado de México para auxiliar a las mujeres en caso de cualquier agresión en la vía pública.

En cuanto a la propuesta del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, de insistir en que se indague como feminicidio todo homicidio de la mujer en el país, Desfassiaux comentó que “es una iniciativa que eventualmente optimizará la impartición de justicia; sin embargo, no es suficiente homologar la pena por feminicidio, también las dependencias deben ser eficientes y dejar de minimizar la violencia de género, sobre todo ante el contexto actual para prevenir que cualquier acción violenta hacia la mujer pueda convertirse en un feminicidio”.

“El hecho real es que hoy la mujer sigue sin tener garantías contra la violencia. El sistema judicial y policial es obsoleto, por decir lo menos, y es lamentable que hay estados como Puebla, Veracruz, Morelos, entre otros, donde ni siquiera las atienden”.

Es por todo lo anterior que Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial ha puesto al alcance de toda la población la aplicación ProteGM, disponible en todos los sistemas móviles, como una herramienta de auxilio gratuita con un botón de alerta, que siendo una aportación social sin fines de lucro, brinda opciones para las mujeres y coadyuva a disminuir riesgos potenciales que atenten contra su integridad física, finalizó.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: