sábado, julio 13, 2024
Tribunal de Tratamiento de Adicciones rescata a cuatro jóvenes

Luis superó casi diez años de consumo de drogas y está listo para enfrentar la vida con herramientas y valores fortalecidos.

“Las adicciones son como un tsunami, destruyen todo a su paso (…) son una realidad distorsionada que acaba contigo”, consideró Luis, quien, tras casi diez años de consumo de diversas sustancias, este lunes se graduó del Programa de Justicia Terapéutica, en el modelo de Tribunal de Tratamiento de Adicciones TTA del Poder Judicial del Estado de México.

Hace dos años, Luis fue detenido por delitos contra la salud, en su modalidad de portación de drogas. A los 13 años comenzó a fumar marihuana y otros estupefacientes que le daban sus vecinos y aunque lo veía “divertido” con el tiempo las sustancias le causaron cuadros severos de ansiedad y delirios de persecución, impactando también en la relación con su familia.

“Mis papás trataron de ayudarme, pero estaba aferrado, me internaron, no me dejaban salir para evitar contacto con esas amistades y todo el tiempo me sentía ansioso, preocupado, no me había dado cuenta del tiempo que llevaba consumiendo hasta ahora que salí del programa”, añadió el joven de 22 años.

Con el Tribunal de Tratamiento de Adicciones fue posible la suspensión condicional de su proceso penal. Luis dijo estar listo para enfrentar la vida, pues ahora cuenta con herramientas y valores que le permitirán salir adelante, concluir la carrera en Arquitectura y conseguir un trabajo estable.

“Perdí tiempo, lo que ahora vale mucho para mí. Gracias al programa y a la ayuda terapéutica, tengo otras metas y aunque es difícil salir de las drogas (…) ya no hay vuelta atrás”, expresó.

A este caso de éxito se suma Carlos, quien gracias al TTA aprendió a mejorar su comunicación, toma de decisiones, oportunidades, salud, calidad de vida, razonamiento y relaciones personales. Todo esto, lo plasmó en una pintura, tras encontrar en el arte una salida a las complicaciones de la vida.

Bryan y Juan también se graduaron este lunes del Programa de Justicia Terapéutica, que brinda una segunda oportunidad a quien cometió un delito bajo los influjos de sustancias psicoactivas, sin antecedentes penales y herramientas para salir adelante.

Durante la audiencia, el juez de Control especializado en materia de tratamiento de adicciones, Edgar Garay Vilchis decretó extinta la acción penal y determinó el sobreseimiento de la causa, tras indicar que cumplieron con los objetivos del programa: evitar la reincidencia delictiva, recaída en el consumo y la reinserción social.

Estas graduaciones son resultado del trabajo coordinado del PJEdomex, con el Instituto de la Defensoría Pública y Mexiquense contra las Adicciones, la Fiscalía Especializada y la Secretaría de Seguridad Pública.

Notas Relacionadas