jueves, octubre 29, 2020
ENGAÑOS

CUIDADO CON ELLOS

Por Claudio Jaime

En épocas de incertidumbre tal como la que el mundo está experimentando y donde este concepto abarca aspectos económicos, políticos y sociales, destacando en este último el peligro a la salud y por tanto a la vida, aparecen individuos y/o empresas que pretenden aprovechar los acontecimientos para beneficiarse a costa del miedo.

Resultará común que en medios de comunicación formales e informales, incluyendo los rumores, surjan métodos, artefactos, remedios u objetos que le ofrecerán “estabilidad emocional” “estabilidad económica” o “protección de su salud”, desarrollando tales ofrecimientos con argumentos que le acentúan sentimientos de responsabilidad, culpa o miedo teles como: “hágalo por usted y su familia” “proteja a sus seres queridos” entre otros, aquí deberá identificar la estructura donde el producto o servicio es ofrecido a base de chantajes, principalmente sentimentales, todas estas frases son típicas de la publicidad engañosa por su inexactitud y tienen el objetivo de que usted tome una decisión rápida, apresurada, a favor de los intereses de quienes le están ofreciendo el producto o servicio, no los suyos.

En general este tipo de trampas se conocen como, publicidad engañosa, mis recomendaciones para proteger su economía son: primero determinar si realmente necesita comprar o cree tener un deseo generado en un sentimiento tal como el miedo o la culpa. Sea desconfiado, escéptico, objetivo, lea con cuidado todas las ofertas y no se deje engañar.

Una forma de evitar engaños es consultando la fuente directa del artefacto, objeto o servicio que le ofrezcan, consultar los comentarios que otros usuarios hayan hecho sobre su autenticidad y si cumple con lo que ofrece.

Recuerde que nada que parezca demasiado bueno, es cierto. Esto principalmente en el caso de artefactos, aparatos o, en el caso particular de esta época de pandemia, equipos protectores, no crea todo lo que le dicen y consulte en fuentes especializas, en este caso, La Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto, así como los métodos de sanitización, los productos adecuados para realizarla y como proteger su salud.

¿Como reconocer la Publicidad engañosa?

Consiste en argumentos que pretenden de cualquier forma inducir a un error de interpretación a sus destinatarios, afectando su comportamiento al elegir un bien o servicio. También se entiende por engañosa la publicidad que oculta datos fundamentales de los bienes, actividades, o servicios, siempre que dicha omisión haga que usted se confunda y elija sin pensar mucho o bien con base en una idea equivocada.

De acuerdo con la normatividad en México, cuyo órgano observador es la Procuraduría Federal del Consumidor, todos los beneficios que ofrecen publicitariamente respecto de algún producto, deben de estar sujetos a comprobación.

Recuerde que para evitar caer en las trampas de la publicidad engañosa usted debe ser escéptico, crítico, informarse y comparar con otras tiendas e inclusive con otros productos similares, antes de comprar, esto protegerá su dinero.

Tome muy en cuenta que por el solo hecho de que algún producto o servicio esté anunciado en la televisión, la radio, internet, redes sociales u otro medio, no por ese hecho lo que digan, es verdad.

Si cualquier producto dice estar respaldado por estudios, verifique: ¿quién elaboró el estudio?, ¿cuál es la fuente de esa información?, ¿quién lo respalda?, ¿qué organismo de salud lo aprueba? y que realmente exista y sea genuino dichos estudios y quienes los respaldan.

Algunas formas de publicidad engañosa

Mensajes que contienen expresiones ambiguas, desconocidas o con una variedad de significados que dan lugar al riesgo de que el destinatario interprete el mensaje en un sentido equivocado, distinto a la realidad. Mensajes que estimulan al comprador a tomar una decisión rápida pero que pasado un tiempo los supuestos beneficios no aparecen.

Ocultación de información importante tal como la existencia de cobros adicionales o cláusulas extras a través de técnicas tales como el uso de letra pequeña o poco inteligible en los contratos o texto que se desplaza rápidamente por la pantalla de televisión o la omisión directa de esta información.

Si usted detecta o tiene duda sobre algún tipo de publicidad puede acudir a Profeco marcando al Teléfono del consumidor 55688722 y 01 800 468 87 22.

Facebook: https://www.facebook.com/ProfecoOficial/

Por escrito en cualquier oficina o Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor.

Página de Internet de la Profeco. https://www.gob.mx/profeco

Si usted compro algún producto o servicio y éste no cumplió exactamente con lo que ofrecía también puede acudir para exigir le reintegren su dinero, le compensen y/o se apliquen las sanciones que correspondan.

Y recuerde no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES

A %d blogueros les gusta esto: