miércoles, junio 29, 2022
Invitan a exposición pictórica en Temascalcingo

“Ar hnei, ar bämujwäni né ar resiliensiyä danza, fe y resiliencia”, está conformada por 14 pinturas, cuatro máscaras, dos vestimentas y dos cargamentos que muestran parte de la vida del pueblo otomí.

Con motivo de la festividad de Viejos de Corpus (Xita Corpus) que este año se celebra el 16 de junio, día de Corpus Cristi, la Secretaría de Cultura y Turismo invita al público a conocer el trabajo de Eduardo Ruiz.

En el Centro Cultural de Temascalcingo se puede visitar la exposición pictórica “Ar hnei, ar bämujwäni né ar resiliensiyä danza, fe y resiliencia”, de quien, gracias a su sensibilidad y empatía, ha sido capaz de sumergirse en ese mundo sagrado, cargado de simbolismos y metáforas, de poesía, cultura y tradición.

Su talento y creatividad le permiten recrear, fusionar y reinterpretar en su arte las plantas, los animales y las danzas sagradas de los otomianos, que son parte de un mismo universo que develará la historia, arte y memoria biocultural de los pueblos otomí y mazahua.

La muestra está conformada por 14 pinturas, cuatro máscaras, dos vestimentas y dos cargamentos que muestran parte de la vida de los pobladores originarios del centro de México.

Los otomís son descendientes de los olmecas, hijos del maíz, creadores de la milpa, espacio sagrado que sigue siendo venerado, como fuente de vida, desde hace nueve milenios cuando se cultivó el maíz.

Ellos danzan con fe, devoción y alegría para agradecer al creador, a la tierra, al sol, a la luna, a la lluvia, al fuego; danzan para pedir por las lluvias para que hagan crecer su maíz.

Jwä es el creador del universo de esta cultura, fuente inagotable de energía divina que sostiene la vida de la que somos parte, energía divina que moldea y está contenida en cada grano de maíz, de cada mazorca sagrada que nos alimenta.

Cuando danzan, en las fechas marcadas en su calendario lunar, comienza la magia, se cimbra el corazón de la milpa y de la tierra comienza a brotar la energía creadora de Jwä, que, como humo sagrado del copal, envuelve y bendice cada una de las plantas del maíz.

Es así que el tiempo se detiene bajo la mirada y el arte de Eduardo Ruiz, que en cada una de sus obras logra capturar magistralmente esa energía vital de Jwä, que fluye en cada una de las danzas sagradas.

Esta exposición estará disponible hasta el 30 de junio en las instalaciones del Centro Cultural de Temascalcingo, ubicado en calle Hermanos Velasco #5, colonia Centro, Temascalcingo, Estado de México.

El horario de visita es de martes a sábado de 10:00 a 18:00 horas y domingo de 10:00 a 15:00 horas. El ingreso es gratuito y es obligatorio portar de manera correcta el cubrebocas, así como respetar las medidas sanitarias.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: