domingo, mayo 26, 2024
Morena tendrá gran cobertura en la elección

El diputado Max Correa afirmó que el proceso representa un gran reto, por lo que también participarán organizaciones de la sociedad civil y quienes quieren un cambio real.

Tras calificar como un gran reto la elección del próximo 4 de junio, donde se elegirá a la primera gobernadora del Estado de México, el diputado Max Correa Hernández afirmó que, por primera vez en la historia, un partido de izquierda cubrirá las 20 mil 40 casillas y 6 mil 536 secciones electorales que se instalarán durante la jornada electoral.

Informó que en el actual periodo de intercampaña, Morena revisa toda la estructura seccional y representantes de casillas: “El partido trabaja intensamente para montar esa estructura ciudadana y contar con activistas en cada una de las secciones electorales; tarea a la que también se suman los simpatizantes y la militancia de los partidos del Trabajo y Verde Ecologista”.

El también dirigente nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC), confió en que la precandidata Defina Gómez Álvarez cuente con representantes en cada una de las mesas directivas de casilla para vigilar que la elección transcurra en orden, que el voto sea libre y que no haya fraudes.

Adicionalmente, apuntó, “se prepara una estrategia por parte de organizaciones de la sociedad civil que vigilarán la elección como observadores electorales. Van a tener el ojo y el oído muy atentos a los malos actos que intenten los mapaches electorales vinculados al partido que ha gobernado 100 años el Estado de México”.

Agregó: “Morena en el Estado de México tiene unidad interna y se acredita en cada uno de los eventos de toma de protesta de la estructura, pero también la unidad interna se acreditó plenamente en la precampaña de la maestra Defina Gómez; todos los grupos y equipos que conviven en el partido cerraron filas con ella, al igual que la militancia de los partidos que conforman la coalición, incluso algunos disidentes de Nueva Alianza, que se denominan Alianza Turquesa”.

Asimismo, Max Correa confirmó que se siguen sumando organizaciones campesinas y urbanas porque “Morena va fuerte, unido, ya que el movimiento que respalda a la maestra Delfina está más convencido para enfrentar el reto y ganar la Batalla Maestra”.

Finalmente, reiteró que “el reto de nuestro movimiento es montar una estructura ciudadana que cuide las manos de los activistas del PRI y sus aliados, ya que tienen una maquinaria electoral de muchos años y convirtieron los programas sociales del gobierno estatal en una estructura electoral, por ejemplo, tienen condicionados electoralmente a 700 mil personas que reciben la Tarjeta Rosa.

“También vigilaremos todo el aparato del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), que es un árbitro que tiene partido, debido a que es parcial con el PRI y aliados. Por ello, el organizarse representa un gran reto para el 70 por ciento de la población mexiquense que está en edad de votar y que quiere un cambio, para que la elección sea auténtica, se desarrolle en paz y sin sobresaltos”.

Notas Relacionadas