jueves, octubre 29, 2020
Muerte “extraña” en penal de Chiconautla

Exigen familiares de PPL se aclare causa de muerte en penal de Ecatepec.

Luis Alberto Mercado Rosales de 29 años llevaba casi un año en el penal de Chiconautla acusado de presunto robo a un Oxxo por el cual fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión, sentencia que no terminó en vida.

Antes de su desafortunado fallecimiento el pasado sábado 10 de octubre al interior de este centro, la trabajadora social había anunciado su posible liberación dos días antes.

Las circunstancias de su fallecimiento aún no están muy claras, pues a pesar de que en el acta de defunción se señala que Mercado Rosales perdió la vida debido a COVID-19, sus familiares afirman que no estaba contagiado, además de que reportaron anomalías en su comportamiento dentro de su estancia en el penal de Chiconautla en Ecatepec.

Concepción Hernández García, vecina y amiga de la esposa de Mercado Rosales, detalló que días antes de su fallecimiento Luis Alberto no se estaba comunicando de forma regular con su familia como usualmente lo hacía y que les hicieron llegar notas de voz en donde se le oye extraño e incluso pareciese que está siendo golpeado.

En respuesta, Concepción Hernández cuenta que tuvieron que contactar a otro de los reclusos quien les comunicó que Mercado Rosales no presentaba una condición normal y que fue trasladado al servicio médico porque se encontraba “grave”.

Fue entonces que Viridiana Reyes, esposa del Luis Alberto, se comunicó con el coordinador quien le informó que estaba “intoxicado” con los efectos del “Cristal”, un derivado de la metanfetamina, pero que ya se encontraba dormido; no obstante, al siguiente día fue trasladado al centro de salud “Las Américas”, en donde se le consideró como “desahuciado”.

Por protocolos del hospital y el estado de su marido, Viridiana Reyes tuvo dificultades para acceder a ver a su esposo, quien de acuerdo al reporte que proporcionó el médico del nosocomio, Luis Alberto fue ingresado con un trauma cráneo encefálico, además de diversos golpes en el cuerpo, y no por una intoxicación de “Cristal”.

Cuando se dirigía a la procuraduría, recibió una llamada para informar que lamentablemente había fallecido, pero que el motivo era por COVID-19 y no por ninguno de los motivos de los que ya se habían hablado anteriormente.

Aunado a esto, y a que claramente la causa de muerte expuesta en el acta de defunción no es la definitiva pues no se siguió ninguno de los protocolos que se aplicaban con los contagiados de coronavirus dentro del penal de Chiconautla, había, asimismo, rumores de que la causa del fallecimiento había sido tuberculosis.

Ante este constante cambio en la versión de los hechos de muerte y sumando que no se entregó el cuerpo hasta dos días después, el día de su sepelio, Viridiana Mercado pidió ver el cuerpo antes de velarlo, y pudo corroborar que su oído lucía como si le hubieran pegado muy fuerte, y sus muñecas lucían de un color morado, como si hubiera estado amarrado. Además de una contusión que se notaba en su frente y que hacia lucir un lado de su cabeza más hinchado que el otro.

Se tomaron fotos para tener una prueba de que el estado en que se encontraba el difunto y los motivos de muerte previamente dictaminados no coincidían, pues cuando a Viridiana Reyes le enseñaron el cuerpo de su esposo ya estaba maquillado y no pudo percatarse.

La familia de Luis Alberto Mercado Rosales no sabe con certeza qué sucedió al interior de Chiconautla, pues los compañeros de celda afirman que ahí no se golpeó a Mercado Rosales, sin embargo, sus familiares sabían que tenía un adeudo de 1300 pesos y que pidió prestado dentro del penal, aunque no se conoce la identidad de quienes prestaron ese dinero.

Por temas relacionados a la pandemia y a que la madre de Luis Alberto estuvo internada por creer que padecía de COVID-19, Viridiana y su suegra perdieron el trabajo, por lo que no pudieron seguir apoyando a su esposo e hijo dentro de la cárcel.

Es inaudito que Luis Alberto supuestamente haya sido asesinado dentro de las instalaciones del penal de Chiconautla y que las autoridades hayan mentido a sus familiares sobre la causa de muerte, inventando diferentes motivos y deslindándose por completo de responsabilidades.

Concepción Hernández, dijo que se procederá legalmente, solo es cuestión de tiempo para que Viridiana Reyes atraviese este difícil golpe y exija justicia por la muerte de su marido.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: