sábado, septiembre 19, 2020
Perseguido político regresará a México tras 19 años de exilio

Guillermo González, “El Satán” podría regresar a Tejupilco, luego de ser acosado durante el gobierno de Arturo Montiel que lo obligó a refugiarse en Canadá.

Por Maycarmen Aguilar

“Hoy les comparto una gran satisfacción que hace latir fuerte mi corazón desde hace días…hasta siento que se me quiere salir. Una de las grandes luchas que encabecé, por fin quedó resuelta; después de 19 años, 4 meses y 19 días, la disputa por la Colonia Los Mangos, en la cabecera municipal de Luvianos queda resuelta. Quedan atrás años de persecución, lucha clandestina, abuso de poder y represión en contra de ex comisariados ejidales y compañeros campesinos”.

De esta manera se expresa con evidente júbilo el ingeniero Guillermo González Hernández, desde Canadá, país donde lleva años refugiado, mientras resolvía su irregular situación jurídica, con una orden de aprehensión girada y sostenida por un proceso totalmente viciado, plagado de triquiñuelas legales y evidentes distorsiones que evidenciaron la persecución política de la que fue objeto.

El problema generado por esta colonia surge prácticamente desde su creación, en el primer día del año 2001, Guillermo González recuerda: “fue el pretexto que utilizó el gobierno de Arturo Montiel, para acosarnos jurídicamente a los compañeros Raunel Tejeda, Domingo Urquiza, David de Paz y un servidor”.

Tras recibir la buena noticia de la inminente regularización de los predios en la Colonia Los Mangos, y darla a conocer a través de sus redes sociales, entrevistamos al ingeniero, ex diputado local Guillermo González, quien desde el año pasado logró que cancelarán la orden de aprehensión, aunque la resolución definitiva seguía pendiente; finalmente llegó, y el resultado y beneficio es totalmente colectivo; al respecto explica: “se dio la reunión definitiva de los personajes que pusieron su voluntad y buenos oficios, para darle certeza legal a la Colonia, en un acuerdo en donde todos salen ganando.

En tal sentido agrega: “Por siempre estaré agradecido con el actual presidente del Comisariado ejidal, Miguel Ángel Giral, el presidente municipal de Luvianos, Alfredo Jaimes Benítez, el Secretario Antonino Duarte Díaz, y otros más, quienes siempre me han apoyado para escribir la historia de nuestro pueblo, con páginas de generosidad y justicia social, esta vez en favor de 700 familias, quienes fincan su patrimonio en el corazón de Luvianos, ahora con total certeza, en un fraccionamiento legal y con todos los servicios.

Y como es su costumbre y característica, sostiene el tono emocionado para decir: “Mi gratitud va también para mi amigo el regidor Senovio Hernández, quien siempre respaldó nuestra lucha y hasta la fecha. Un abrazo hasta el cielo a mis amigos Leonel Orozco Pérez y Roberto Tinoco, yo sé que desde allá también se alegran de saber a todos sus amigos, ejidatarios y avecindados, disfrutando este importante logro, su lucha no fue en vano”, indicó.

Enseguida nos viene a la mente otras luchas similares en las cuales participó el luvianense Guillermo González, por ejemplo los Bienes Comunales de San Juan Acatitlán; B.C. Rincón de Aguirre; B.C. Acamuchitlán; 2a ampliación Ejido Progreso Luvianos; Ejido Santiago en Amatepec; Colonias 12 de diciembre y Los Mangos en Luvianos; Lázaro Cárdenas en Bejucos; Emiliano Zapata en Tejupilco: El Pedregalito en Ocoyoacac, entre muchas otras causas campesinas donde tuvo participación activa.

 

Retomamos el tema de Los Mangos; recuerda como inició entonces la represión en su contra, aun cuando el ejido hizo el reparto de lotes, con testimonios falsos lo acusaron, lo encarcelaron y procesaron en el penal de Almoloya de Juárez, donde estuvo recluido varios meses, liberado el 18 de enero del 2002, cuando ya se había instalado el primer cabildo del recién creado municipio de Luvianos.

La creación de la nueva municipalidad también fue una lucha impulsada durante varios años por González Hernández, quien recibió la noticia del triunfo anhelado el 2 de octubre del 2001, cuando estaba en la cárcel, donde festejo el logro, después de que le dictaran auto de formal prisión, por delitos de fraccionar y transferir ilegalmente bienes sujetos al régimen estatal.

Su representante legal, Pedro Hernández Cerón, se inconformo en aquel entonces por el irregular proceso, pues la averiguación previa se integró de inmediato, tan solo dos días después de recibir la denuncia (11 de enero del 2001) al día siguiente el juez de Temascaltepec giro orden de aprehensión, completada por los agentes de manera violenta, remitiéndolo directamente al penal de Almoloya de Juárez.

Las reacciones políticas al respecto no se hicieron esperar, el ex diputado local por el PRD, Guillermo González Hernández era entonces dirigente estatal de la Unión Campesina Democrática UCD; recuerda un mensaje llegado de parte del perredista Emilio Ulloa Pérez, a través del subsecretario de Gobierno, Eduardo Bernal quien le advertía que solo estaría en la cárcel por unos dos o tres meses, pues el Gobernador Arturo Montiel Rojas estaba muy molesto porque evidenciaron públicamente aspectos muy personales del mandatario estatal.

Así había sido, entre la lucha por convertir a Luvianos en municipio, González Hernández mantenía su costumbre de levantar la voz ante cualquier injusticia, abuso, corruptela, y acto ilícito, sobre todo si era realizado por algún funcionario publico o político, y con mayor razón si era algo relacionado con sus paisanos, la gente de su pueblo Luvianos.

Un grupo de ejidatarios le pidieron apoyo para mostrar como Arturo Montiel desviaba recursos para dotar de agua potable al rancho El Salitre, propiedad del padre de su “amiga” Rosa Lidia Jurado Arce, quien extrañamente había sido nombrada diputada local de la zona norte y se le veía llegar a la región sur muy seguido, acompañada por quien era entonces gobernador del estado.

Este fue el detonante de una persecución política que a casi 20 años parece llegar a su fin, donde Guillermo González Hernández paso por los mas diversos episodios de resistencia y persecución, sufriendo muchas otras vejaciones, represiones, amenazas, que no pararon solo en su persona, también alcanzaron a varios miembros de su familia y compañeros de lucha, quienes pugnaban en esos años por la municipalidad luvianense y otras luchas campesinas.

Esta represión, indica Guillermo González arreció años después, luego de iniciar el movimiento para crear el estado de Tierra Caliente, con los municipios limítrofes en esta región donde convergen el estado de México, con Guerrero y Michoacán; reprimirlo se convirtió en una clase de “propósito sexenal” que Montiel heredo a los gobernadores siguientes, recrudeciéndose con Peña Nieto y Eruviel Avila.

Pero tal parece la pesadilla llega a su fin, y culmina en buenos términos este problema inventado por el gobierno del tristemente celebre priista, quien por una venganza personal y también política, decidió dejar fuera a González Hernández cuando se creó e instaló el municipio de Luvianos; pero al no poder sostener la mala jugada jurídica que le impusieron, buscaron muchos otros modos para reprimirlo políticamente en todos los sentidos, hasta orillarlo a exiliarse en Canadá donde lo recibieron en calidad de perseguido político.

Al respecto indica el líder campesino luvianense, “nunca pudieron verme rendido; en la cárcel pase 11 meses sufrido y estoico; siempre luchando patriota y heroico, después desde la clandestinidad y el exilio, con una orden de aprehensión irregular, pero hasta canadiense resulté, pues obtuve la nacionalidad del país que me dio cobijo y protección, y desde aquí disfruto este triunfo, en lo más duro del exilio puedo gritar ¡Gloria a Dios!, y complacerme de un éxito más de lucha social autentica, sin partido político alguno de por medio”.

Para concluir nuestra entrevista, Guillermo González agradece a todos los involucrados y reconoce también a las autoridades municipales de Luvianos, desde el primer Ayuntamiento, hasta el actual gobierno luvianense, quienes siempre le dieron a Los Mangos un rango legal, y fueron dotando de servicios a la Colonia, hasta lograr el mayor impulso este año con el alcalde Alfredo Jaimes, quien ha iniciado obras de alto impacto, electricidad y drenaje para las de 700 familias.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES

A %d blogueros les gusta esto: