martes, abril 23, 2024
Piden en Congreso y gobierno cambio radical al modelo hídrico

La crisis de agua durará dos años y se requiere un cambio radical: Pedro Moctezuma

La crisis por falta de agua y sequía extendida en amplias regiones del país y en la entidad ya nos alcanzó y obliga a tomar medidas inmediatas para enfrentarla y asegurar su disponibilidad a corto y largo plazo, sostuvo el diputado Jesús Gerardo Izquierdo Rojas, en la 5ª Asamblea de Formadores Climáticos impulsada por organizaciones de la sociedad civil.

En la Biblioteca Legislativa “Dr. José María Luis Mora”, con la presencia del Secretario del Agua del gobierno estatal, Pedro Moctezuma Barragán, quien impartió la conferencia “Agua y Cambio Climático”, el legislador celebró que sean las organizaciones de la sociedad civil y, particularmente la juventud mexiquense, las que empujan la atención y búsqueda de soluciones a este y otros desafíos del presente.

Con la presencia de Edgar Martínez Novoa, de la Asociación “JunPaz”, promotora de esta serie de asambleas, añadió que los efectos negativos del cambio climático deben enfrentarse, por lo que son bienvenidas las acciones y propuestas que se plantean desde la sociedad civil y sus organizaciones, en tanto que en el Congreso todos los grupos parlamentarios han solicitado a las autoridades emprender acciones que garanticen este derecho humano.

En su conferencia, el secretario Pedro Moctezuma, señaló que muchas de las propuestas para enfrentar la crisis actual se apoyan en el mismo modelo de extracción, distribución y consumo del agua que la provocó, por lo que resaltó que la sociedad civil es la que más promueve soluciones efectivas y de largo plazo, para las cuales es necesario, justamente, generar nuevos actores como los llamados formadores climáticos.

Expuso que la crisis del agua, que no se va resolver pronto, sino que se prolongará por lo menos durante dos años, pone sobre la mesa una pregunta esencial: “¿queremos seguir existiendo como humanidad?”, porque en el fondo se trata de una crisis civilizatoria que pone en entredicho la supervivencia humana.

Se pronunció por un cambio radical del modelo de gestión del vital líquido para garantizar el acceso de las mayorías a un derecho humano sobre el que descansan al menos otros 22 derechos, como al de la salud y a un medio ambiente sano.

Apuntó como alternativas inmediatas la recuperación de los humedales, trabajar fuentes optativas que no deben urbanizarse, poner freno a la tala de bosques, regenerar los ciclos naturales del agua e impedir los lagos particulares.  No obstante, se dijo optimista del futuro con la participación decidida de la sociedad civil y sobre todo de las y los jóvenes para solucionar la crisis.

Por la organización Rotaract Zona Rosa, Emiliano Reyes Albarrán detalló el elevado consumo de agua en la ganadería, como los 15 mil a 20 mil litros para producir un kilo de carne de res; 6 mil a 8 mil litros para un kilo de carne de cerdo; de 3 mil a 4 mil para un kilo de carne de pollo; más de 8 mil para uno de carne de borrego; mil litros para uno de leche y dos mil 500 por medio kilo de queso; En general, expuso, el sector agropecuario demanda hasta un 80 por ciento del agua disponible.

Notas Relacionadas