sábado, diciembre 5, 2020
Profepa investiga abandono de residuos hospitalarios

Interponen denuncia penal contra quienes resulten responsables del abandono de RPBI.

Como resultado de acciones de seguimiento y coadyuvancia con otras instituciones, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) supervisó la recolección, transporte y la adecuada disposición final de 3.5 toneladas de residuos peligrosos biológico-infecciosos (RPBI) abandonados en los parajes de Las Cebadillas y El Cabro del municipio de Nicolás Romero, en el Estado de México.

Lo anterior derivado del puntual seguimiento a la denuncia que recibió el 14 de abril pasado la Procuraduría Ambiental del estado de México (PROPAEM) por RPBI abandonados en esa demarcación, desconociendo su procedencia.

Al concluir las visitas de inspección los días 15 y 16 de abril, se ubicaron en los dos parajes del municipio de Nicolás Romero, RPBI no anatómicos y anatómicos calcinados, solicitando al Ayuntamiento llevar a cabo las medidas para prevenir impacto a la salud de la población de la zona, y con oportunidad realizar la recolección, transporte y disposición final de los mismos en una empresa autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La Profepa presentó una denuncia penal ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales (UEIDAPLE) de la Fiscalía General de la República (FGR).

Una vez realizadas las diligencias de la FGR, en el periodo del 4 al 11 de mayo se procedió a supervisar al retiro y disposición adecuada de las 3.5 toneladas de RPBI a través de empresas autorizadas por la Semarnat para estas acciones.

La Profepa iniciará una vez concluida la fase de contingencia COVID-19, procedimientos administrativos a los responsables que fueron identificados en la atención del abandono de los residuos hospitalarios.

Notas Relacionadas

Publicidad

2do Informe de Gobierno Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: