sábado, septiembre 19, 2020
Sobrevive “El Apando” en cárceles mexiquenses

La imaginación se ha quedado al margen de una realidad que muestra el terror de actos inhumanos de seres que violentan a otros.

Por Luis Pantoja Ríos

Emular la inquisición o el fascismo, es la crónica de hechos de reclusas del Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Santiaguito en Almoloya de Juárez que hace patente la patología que pervive en el ámbito de la impartición de justicia.

Las cárceles mexiquenses representan hoy un fiel testigo del atraso, corrupción, infamia, humillación y tortura, símbolo de la complicidad que existe dentro del Poder Judicial del estado de México,

Cualquier discurso que emane de aparato de justicia mexiquense, enarbola la demagogia y chapucería con la que se conducen tanto la Fiscalía General de Justicia del estado de México (FGJEM), como la Secretaría de Seguridad y las instancias que dicen ser representantes de la aplicación de la justicia.

Los relatos obtenidos por la plataforma COMUNICADORESMX a través del espacio De Análisis, después del escándalo generado por una riña entre reclusas, sirvió para conocer que desde la propia directora del penal de Santiaguito, Olga Viveros Bravo, separada del cargo para iniciar una investigación por estos hechos, pasando por la psicóloga, el médico legista y custodios, se presten para actos que representan la regresión a la inquisición.

La imaginación se ha quedado al margen de una realidad que muestra el terror de actos inhumanos de seres que violentan a otros, sin el más mínimo acto de caridad ante detenidas, presas sin sentencia y mujeres, algunas consideradas falsos culpables. Su culpabilidad o no de un delito, no otorga derecho a ninguna autoridad a socavar sus derechos humanos.

El deporte de mancillar y hasta violentar sexualmente presupone la complicidad de los tres poderes al ser irresponsables u omisos sin que hasta el momento se pueda vislumbrar una solución justa.

LA VERSIÓN OFICIAL

La Secretaría de Seguridad (SS), a través de la Subsecretaría de Control Penitenciario, informó que el día de ayer (20 julio 2020) se suscitó una riña en el dormitorio 11 femenil del Centro Penitenciario “Santiaguito”. El evento inició cuando una custodia penitenciaria intentó realizarle una revisión a una mujer privada de la libertad, sin embargo, la mujer interna agredió verbal y físicamente a la custodia.

Tras estos hechos, fue necesaria la intervención de más elementos femeninos y comenzó una riña en la que fue necesario aplicar el uso de la fuerza.

A petición de la Subsecretaría de Control Penitenciario, se solicitó a los organismos públicos de Derechos Humanos su intervención para esclarecer el hecho. En vista de lo anterior, se ha separado del cargo a la directora del Centro Penitenciario, así como a la responsable del dormitorio femenil para facilitar las investigaciones.

Cabe destacar que la Subsecretaría de Control Penitenciario dio parte también a la Unidad de Asuntos Internos para que inicie las investigaciones pertinentes y deslinde las responsabilidades sobre la directora del Centro Penitenciario, así como de la responsable del módulo femenil.

EL APANDO

El Apando es una película mexicana de 1975, dirigida por Felipe Cazals, basada en el libro del mismo título, escrito por José Revueltas en 1969 a partir de sus experiencias en el Palacio de Lecumberri. Los reclusos que presentaban alguna conducta inapropiada eran encerrados en una celda de castigo denominada “El apando”.

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: