sábado, noviembre 26, 2022
Cumple dos años de cárcel injusta Kenia Hernández

Exigen la libertad de la indígena amuzga injustamente presa en un penal federal de Morelos.

Este 18 de octubre de 2022 Kenia Inés Hernández Montalván, defensora afro indígena, cumple dos años privada de la libertad bajo hostigamiento judicial, víctima de violencia institucional y de género. Kenia se encuentra recluida en el penal de alta seguridad Centro Federal de Readaptación Social Núm. 16 de Morelos.

Actualmente hay dos procesos a nivel local en el Estado de México donde ya fue sentenciada a cumplir más de 20 años en prisión. Paralelamente, las otras causas son perseguidas en el fuero federal por el supuesto delito de ataque a las vías de comunicación en las entidades de Guerrero y Morelos. Ante esto, Kenia se ha manifestado en huelga de hambre en el CEFERESO 16, Morelos en dos ocasiones con el fin de que se le garantizase el derecho a tener comunicación privada y personal con su defensor y su familia. Actualmente, Kenia sufre padecimientos como gastritis y colitis nerviosa debido a la huelga de hambre, además por la comida que le ofrecen en el penal, por lo que es importante que se le dé seguimiento a su salud.

Kenia Inés Hernández Montalván una mujer afro indígena amuzga, abogada de profesión y feminista. Su trayectoria como defensora de las mujeres, de los pueblos indigenas y sus territorios, se remonta a casi 8 años atrás. Es originaria de Xochistlahuaca, comunidad Amuzga de la Costa Chica del estado de Guerrero. Dado que su trabajo exigía encarar actores violentos, feminicidas, como grupos criminales, Kenia recibió diversas amenazas de muerte por grupos armados de la región de la Costa Chica, Guerrero que la obligaron partir de su territorio buscando protección y refugio en la CDMX a través del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en septiembre del 2019.

La detención de la defensora Kenia se dio cuando venia de impartir un taller sobre derechos humanos en Puebla y fue detenida en la caseta de Amozoc, Puebla, donde participaron 22 elementos policíacos quienes no le informaron a Kenia Hernández la razón de su detención. No se tuvo noticias de su paradero hasta la mañana del 19 de octubre de 2020, cuando se anunció que estaba detenida en el Centro de Readaptación Social de Santiaguito, ubicado en Almoloya de Juárez, por la probable comisión del delito de “robo con violencia”.

De acuerdo con la FGR, a Kenia “se le considera una persona que pone en riesgo a la comunidad”, así lo dijo la fiscalía el 25 de octubre de 2020, porque se manifiesta en los estados de México, Puebla, Morelos y sobre todo en Guerrero. Esta es la razón por la que la fiscalía considera a Kenia Hernández “una mujer peligrosa para la comunidad” y por eso solicitó que fuera internada en el penal de máxima seguridad del Centro Federal de Readaptación Social Femenil (CEFERESO) No. 16, en el municipio de Coatlán, estado de Morelos, desde octubre de 2020 y hasta el momento no ha sido sentenciada.

Hasta ahora se sabe de diez carpetas penales en su contra de las cuales 3 ya fueron canceladas. El 25 de mayo de 2022, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos retomó en un comunicado de prensa el caso de la defensora Kenia Hernández, señalando los peligros de la criminalización de la que es víctima. La Comisión ha reiterado que las actividades de promoción y protección de los derechos humanos no deben ser criminalizadas y los Estados no deben impedir a los defensores de los derechos humanos disfrutar de sus derechos humanos o justificar su estigmatización a causa de esta labor. Sin embargo, hasta ahora Kenia sigue privada de la libertad.

Por otro lado, el pasado mes de agosto, la Relatora Especial sobre la situación de los Defensores de Derechos Humanos; el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria y el Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indigenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron la inmediata liberación y el fin del acoso judicial en contra de la defensora indígena Kenia Inés Hernández Montalván. Expresaron al estado mexicano la preocupación por el arresto y el hostigamiento judicial del cual es víctima la defensora Kenia Hernández.

Asimismo, por la constante apertura de procesos penales de investigación en su contra con la finalidad de mantenerla privada de libertad que parece ser una represalia directa por sus actividades legítimas y pacíficas sobre la libertad de expresión, libertad de reunión y asociación. Los Relatores y el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria piden de manera urgente que el Gobierno Mexicano adopte todas las medidas necesarias para proteger los derechos y libertades que se han vulnerado a la defensora indígena.

En este sentido, familiares y amigas, organizaciones y colectivas defensoras de derechos humanos que acompañan la jornada por la libertad de Kenia Hernández sostenemos la preocupación de que Kenia Hernández sufra de criminalización por su labor como defensora de los derechos humanos y solicitamos se atienda el llamado de la ONU para su pronta liberación y el alto a la criminalización de la que es víctima.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: