martes, abril 13, 2021
Error haber cerrado giros rojos en Edoméx

Prohibición de prostíbulos, una de las causas del aumento de la violencia contra las mujeres, consideró Andrea Sofía Rosales Vega y representante universitaria ante las Naciones Unidas.

Redacción: Gabriela Landetta

La prohibición de los prostíbulos en el Estado de México es uno de los factores que han detonado la violencia en contra de las mujeres, como los feminicidios y las violaciones, ya que fungían como válvulas sociales, manifestó la ambientalista Andrea Sofía Rosales Vega y representante universitaria ante las Naciones Unidas.

En el programa El Ambientalista, de COMUNICADORESMX, expresó que debe admitirse que en la sociedad existe mucha frustración sexual debido a que no todas las personas “tienen una sana convivencia con su sexualidad. Las personas que tienen esta frustración y esta tensión ¿con quién la van a desahogar?”

Agregó que el no contar con válvulas de escape sexual provoca que se generen otro tipo de delitos como las violaciones, por lo que consideró necesario ir a la raíz de los problemas y entenderlos a fin de encontrar las soluciones.

Aclaró que esto no significa que entonces se deban abrir todos los prostíbulos, sino que se debe contar con educación y políticas realmente integrales para la sexualidad humana, con el objetivo de atender las situaciones que pueden desembocar en hechos violentos.

Sofía Rosales habló además de la misoginia y la política, en referencia al caso del candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero Félix Salgado, acusado de violación y abuso sexual. Desde su punto de vista, fue uno de los temas que provocaron el enojo de las feministas durante las marchas del pasado 8 de marzo, que fueron más violentas que en años anteriores, especialmente la que tuvo lugar en la capital mexiquense.

Como universitaria, la violencia contra las mujeres ha motivado a Rosales Vega a tomar parte de las manifestaciones feministas. Así la problemática ambiental y la que enfrenta la población femenina la llevó a compaginar ambos temas, a través de la teoría del ecofeminismo que surgió en la década de los sesentas, cuando grupos radicales comparaban la explotación de la tierra con la explotación sexual de las mujeres.

“Es momento de entender que todos tenemos una responsabilidad compartida, desde el momento en que decidimos ser ciudadanos dentro de una sociedad” expresó la también estudiante de la Licenciatura en Relaciones Económicas Internacionales, de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Rosales Vega, quien es la primera mexicana en ganar el Global Youth Climate Video Competition 2018, lo que la llevó a participar en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, efectuada en Katowice, Polonia, destacó por otra parte que en materia ambiental, es necesario reconocer los problemas macro que se presentan.

El uso del internet, de los celulares y la contaminación digital son temas que deben tratarse. Para ello, el primer paso es reconocer los tipos de contaminación que existen, ya que se tienen diversas vertientes, como la contaminación visual y auditiva.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: