lunes, enero 24, 2022
REMATES BANCARIOS

¿Le convienen?

Por Claudio Jaime

Uno de los proyectos más comunes de una persona adulta e independiente es el de tener su casa propia y para lograrlo existen varias opciones en el mercado inmobiliario, de las más solicitadas en México son los créditos hipotecarios, sin embargo, también existen otras modalidades con la que puede obtener una propiedad.

Al respecto La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros destaca que actualmente es cada vez más difícil comprar un inmueble, aún más con la crisis que ha dejado la pandemia por COVID-19. Por ello, es importante explorar todas las posibilidades si es que usted tiene planeado adquirir una casa o departamento.

Condusef propone que comprar a través de un Remate Bancario podría ser una buena idea, pero pocas personas conocen esta modalidad, por ello en su sitio web despeja algunas dudas frecuentes sobre el tema como las siguientes:

Duda # 1: SE PUEDE COMPRAR UN INMUEBLE 60% MÁS BARATO.

CIERTO. Esta modalidad de compra le permite adquirir un inmueble que baja su precio hasta en un 60% del valor en el mercado. Los remates bancarios ponen a la venta inmuebles cuyo dueño fue demandado por una institución bancaria al no pagar la hipoteca, por lo que los bancos pueden reclamar por ley los derechos de la vivienda.

Duda # 2: AL COMPRAR DENTRO DE UN REMATE BANCARIO, LA PROPIEDAD PIERDE PLUSVALÍA Y EL PROCESO TARDA MUCHOS AÑOS.

FALSO. Según el portal Wiggot, se puede adquirir una casa o departamento en un remate bancario muy por debajo del precio real y, además conservar o aumentar su plusvalía.

En cuestión de tiempo, se tiene que considerar que es dependiendo de la modalidad en que decida adquirir, ya que, si aún está en proceso la demanda, puede tardar hasta 2 años, pero si los derechos adjudicados ya están ganados, puede ser de 3 a 6 meses.

Duda # 3: SE PUEDE COMPRAR LOS DERECHOS DE UN JUICIO HIPOTECARIO.

VERDADERO. Existen dos tipos de remates hipotecarios, los cuales consisten en la cesión de derechos litigiosos y la cesión de derechos adjudicatarios.

Cesión de derechos litigiosos: En este caso, se adquieren los derechos de la demanda judicial que el banco presentó en contra del deudor de la hipoteca, que por alguna razón no pudo continuar con los pagos correspondientes.

Cesión de derechos adjudicatarios: Es cuando la institución bancaria procedió con la demanda en contra del deudor hipotecario y ganó el juicio de adjudicación, pone en remate el inmueble para recuperar lo que gastó en dicho juicio y pérdidas por la deuda hipotecaria.

Duda # 4: EN LA COMPRA DE LOS DERECHOS LITIGIOSOS NO SE ADQUIERE EL INMUEBLE.

FALSO. En la compra de los derechos litigiosos se adquiere el derecho de la demanda, sin embargo, el acreedor hipotecario también cambia. Por ello, el inmueble pasa a manos del acreedor una vez ganado el proceso judicial.

En tanto, la propiedad que está en disputa pasará a manos de quien compra los derechos litigiosos una vez consumada la demanda, por lo que se debe tomar en cuenta el tiempo del proceso para poder disponer de la propiedad.

Duda # 5. TODOS LOS GASTOS DE ESCRITURACIÓN CORREN POR CUENTA DEL BANCO.

FALSO. Una vez adquirido un inmueble mediante alguna de las modalidades de un remate bancario, los gastos de escrituración corren por cuenta del nuevo dueño. Además, considere que como en toda compra o venta de vivienda, existen cuestiones que debe considerar para verificar si esta opción es para usted o no.

Ahora que ya cuenta con más información sobre los remates bancarios puede analizar sus finanzas y optar por la opción que se adecue más a sus posibilidades.

De entre los riesgos y gastos que este tipo de operación representa, la Condusef insiste en que antes de iniciar un proceso de esta naturaleza solicite asesoría especializada y considerar lo siguiente:

  • Pagar el avalúo de la propiedad.
  • Pagar el proceso de desalojo.
  • No se puede adquirir un inmueble mediante un remate bancario, con un crédito hipotecario.
  • Es posible que el inmueble tenga algunas deudas, por lo que se debe poner al corriente de los servicios que no tenga pagados.
  • No es posible visitar la propiedad antes de adquirirla, por lo que puede correr el riesgo de que la construcción no esté en buenas condiciones.

Aunque durante el juicio no pueda visitar la propiedad puede estar al tanto de los detalles de la vivienda con ayuda de la persona que lleve el proceso legal.

Para obtener más información sobre el tema también puede ponerse en contacto con los asesores de la Condusef en su sitio oficial o los puede seguir en TwitterFacebookInstagram y en YouTube.

Y no lo olvide, no compre lo que no necesita y no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: