miércoles, abril 17, 2024
Acciones creativas para control de inflación: Concaem

Es urgente que el Banco de México genere estrategias disruptivas y de mayor impacto para el control inflacionario, porque se está impactando el crecimiento económico, planteó Gilberto Sauza.

Las acciones emprendidas en México con el objetivo de frenar el aumento inflacionario, basadas en el aumento constante de la tasa de referencia, han dejado de dar los resultados esperados y han ocasionado el encarecimiento desorbitado del precio del dinero para micro, pequeñas y medianas empresas, además de afectar el poder adquisitivo de la población con menos recursos.

Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), planteó que los especialistas del Banco de México deben considerar otras acciones –más creativas- que contribuyan a la reinversión productiva, la generación de nuevas unidades económicas y el acceso de la población a los bienes básicos de consumo y servicios.

“Urge que el Banco de México genere una nueva estrategia para frenar la inflación, mantener una política monetaria positiva y atraer capitales especulativos del extranjero. No es posible seguir solo con elevar las tasas”.

Señaló que en los últimos 18 meses se han realizado 14 aumentos en la tasa de referencia para alcanzar un nivel “histórico” de 11 puntos porcentuales, además de que existe la expectativa de que en las próximas semanas se realice un ajuste de 25 puntos base en la tasa de interés, lo que no se ha reflejado en una disminución del índice inflacionario.

Sauza Martínez indicó que estas decisiones han ocasionado que las tasas de interés para los créditos de los negocios alcancen hasta los 15 puntos porcentuales, cuyo efecto es desincentivar la reinversión, provocar un estancamiento de la creación de nuevos empleos e impedir la generación de proyectos de inversión con proyecciones positivas, lo que tiene como resultado final una disminución en el crecimiento económico.

Adicionalmente, explicó, los resultados han sido evidentes en la vida cotidiana de las personas: la última publicación realizada por el Inegi, con respecto al Índice de Precios al Consumidor (IPC), registró un alza mensual del 0.68% y una tasa inflacionaria del 7.91 por ciento, lo que implica que la población gasta más dinero pero obtiene mucho menos productos.

Para sectores como el automotriz, la afectación se ha reflejado en el costo del financiamiento, porque ronda los 18 puntos porcentuales para la adquisición de un auto nuevo bajo el modelo de crédito. En el caso de la vivienda o crédito hipotecario ya alcanza los 12 puntos, cuando de manera histórica se había mantenido por debajo del 10 por ciento.

El presidente de los empresarios en el Estado de México señaló que los especialistas del Banco de México están obligados a demostrar el nivel de experiencia y especialización técnica que poseen al instrumentar medidas que impacten en la reactivación económica y el consumo, generando así un círculo de valor, pues al momento el encarecimiento de los procesos productivos está jugando en contra.

Notas Relacionadas