miércoles, noviembre 30, 2022
Aún en condiciones adversas, maestros han cumplido tarea de educar

Comparece ante Comisión de Educación del Senado la Secretaría de Educación Leticia Ramírez, como parte del análisis del IV Informe de Gobierno. 

Como parte del análisis del Cuarto Informe de Gobierno del Presidente de la República, la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Leticia Ramírez Amaya, compareció ante las y los integrantes de la Comisión de Educación del Senado, que preside la senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre.

Al iniciar la reunión, la presidenta de la comisión solicitó un minuto de silencio por las víctimas del desplome de un helicóptero de la Secretaría de Seguridad de Aguascalientes, en el municipio de Jesús María de dicha entidad. En la aeronave viajaba el secretario de Seguridad Pública estatal, Porfirio Javier Sánchez Mendoza.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Alejandro Armenta Mier, aseveró que la educación es clave para garantizar la soberanía energética de nuestro país. Por ello, subrayó que la Secretaría tiene un reto enorme: desenvolver los desarrollos tecnológicos para impulsar el aprovechamiento de nuestros recursos naturales.

El senador asentó que México debe dejar de ser un país productor de materias primas y aprovechar los recursos en los que somos ricos, como el oro, la plata, el petróleo y el litio. “Yo estoy seguro de que la ruta que está siguiendo el Gobierno de la República apunta hacia allá”.

La titular de la SEP, Leticia Ramírez Anaya, aseveró que el Poder Legislativo es fundamental en la definición de las políticas educativas que respondan a lo que el pueblo de México demanda y merece. 

Además, afirmó que en la Secretaría trabajan con la convicción de que las maestras y los maestros cumplen con su función de forma comprometida y responsable, pues incluso en las condiciones más adversas, como la pandemia por Covid-19, no dejaron de trabajar, lo mismo en las pequeñas comunidades que en los grandes centros urbanos.

En ese sentido, recalcó que durante la emergencia sanitaria surgieron nuevos procesos educativos gracias a la voluntad de las y los maestros, pues mantener la educación de niñas, niños y jóvenes hubiera resultado imposible sin la labor de los docentes.

Agregó que se brindaron apoyos directos a las comunidades educativas más alejadas, en beneficio de estudiantes, docentes, madres, padres de familia y tutores ubicados en contextos de alta y muy alta marginalidad; “refrendamos nuestro compromiso: no dejar a nadie atrás, no dejar a nadie afuera”. 

“En la Secretaría de Educación Pública trabajamos con la convicción de caminar, de recorrer las comunidades más pobres, de hacer escritorio y territorio; llegar a esos sitios donde es urgente la entrega de los programas de bienestar, impulsados por el Gobierno de la República”.

Ramírez Amaya indicó que la campaña “Vamos Todas y Todos por la Educación” se implementó con el fin de reforzar los aprendizajes e incentivar el regreso a las aulas de educación básica de quienes, por diversas causas, debieron abandonarlas. Para ello, informó, se flexibilizaron fechas de inscripción y de evaluación; además se otorgaron becas y otros apoyos, como uniformes y útiles escolares.

Afirmó que la Guía para el Regreso Responsable y Ordenado a las Escuelas, diseñada por las autoridades de Salud y con el apoyo de la comunidad escolar, ha puesto énfasis en la procuración de espacios escolares libres de riesgos sanitarios, mediante la instrumentación de protocolos en aulas, escuelas y hogares.

El regreso a clases presenciales ha sido posible gracias al esfuerzo, al interés y el entusiasmo de maestras y maestros, directoras, directores, personal de apoyo, administrativos, madres, padres de familia y tutores, sostuvo.

En ese sentido, informó que en el presente ciclo escolar se inscribieron más de 34 millones de alumnas y alumnos de educación básica, media superior y superior, se encuentran presentes en las aulas el día de hoy, los cuales son atendidos por más de 2 millones de maestras y maestros.

Sobre las Becas para el Bienestar Benito Juárez, las cuales se otorgan a las familias y a los estudiantes que más lo requieren, la funcionaria afirmó que favorecen el acceso, permanencia y conclusión del trayecto formativo en cada nivel educativo, lo que brinda opciones para el desarrollo pleno y protección de los derechos de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

Además, puntualizó que estas becas han beneficiado a casi 11 millones de estudiantes de educación básica, media superior y superior, con un presupuesto de casi 74 mil millones de pesos.

Otra prioridad, asentó la titular de la SEP, es el reconocimiento de las maestras y los maestros, sustentada en el respeto a sus derechos, su desarrollo profesional y mejora salarial. Entre las acciones que sustentan esta prioridad, está el incremento salarial de hasta 7.5 por ciento y la basificación de más de 650 mil plazas.

Una prioridad central, señaló, es el programa “La Escuela Es Nuestra”, el cual considera la participación activa de la comunidad escolar a través de los Comités Escolares de Administración Participativa; a los cuales se les entregan directamente los recursos para que atiendan las necesidades prioritarias de sus planteles. 

Gracias a dichos comités, madres, padres y tutores se involucran en la vida escolar para detectar necesidades, explicó. Tan sólo entre 2021 y 2022, se destinaron 28 mil 757 millones de pesos para acciones a la mejora de infraestructura y equipamiento, detalló.

Otra prioridad, explicó, es el Plan de Estudios de Educación Preescolar, Primaria y Secundaria 2022, el cual incorpora nuevas perspectivas para transformar y mejorar la educación.

Dicho plan se fundamenta en el derecho humano a la educación de las infancias y adolescencias; cuyo bien superior se coloca al centro, fortalece la relación de la escuela con la comunidad, a la que concibe como núcleo integrador de todos los procesos de enseñanza-aprendizaje. En la Educación Media Superior, pormenorizó, se elaboró el Marco Curricular Común, que considera la diversidad de los contextos escolares, sociales e institucionales para mejorar y fortalecer la educación de las y los jóvenes.

Además, la funcionaria explicó que se reformuló el plan de estudio de las carreras normalistas para la formación de maestras y maestros, con la cual se propició la transversalidad en los tres tipos educativos.

La secretaria indicó que el trabajo de distribución de libros de texto gratuitos en el Ciclo Escolar 2021-2022, es decir, durante la pandemia, implicó la entrega de 162 millones de ejemplares, lo cual significó un importante esfuerzo de planeación.

En cuanto al Acuerdo de Colaboración Internet para Todos, suscrito por la Secretaría de Educación Pública y la Comisión Federal de Electricidad, se logró la conexión de 18 mil planteles, detalló.

Leticia Ramírez Amaya dijo que las modalidades Preparatoria en Línea, Preparatoria Abierta, Telebachilleratos Comunitarios y Bachilleratos Interculturales, se fortalecieron para brindar educación media superior en localidades con alta o muy alta marginación; así como a personas que, por alguna razón, abandonaron sus estudios.

La Ley General de Educación Superior es otro avance sobresaliente, destacó, ya que impulsa un nuevo enfoque en este nivel educativo y es el resultado del trabajo coordinado de instituciones de educación superior, catedráticos e investigadores en las 32 entidades. Al respecto, informó que hay un incremento en la matrícula de este nivel del 1.7 por ciento en lo que va de 2021 a 2022.

Aseguró que las 145 Universidades para el Bienestar Benito Juárez García son una respuesta del Gobierno Federal y la SEP a la necesidad de proporcionar servicios educativos superiores en zonas alejadas y contribuir al abatimiento del abandono escolar.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: