sábado, abril 20, 2024
Claudia fue una amenaza para los bosques de la CDMX

Claudia tomó en diversas ocasiones decisiones que amenazaron los derechos de los habitantes de la CDMX.

Por Luis Ángel Sánchez Castañeda

En la publicación anterior se describe lo que es en mi perspectiva el mayor error de la gestión de Claudia en la CDMX, el cual fue la postura autoritaria que tuvo en el proceso de planeación que define el futuro de la ciudad.

Se elaboraron tres versiones del PGD y el PGOT, los cuales todos fueron rechazados debido a las diferentes críticas recibidas.

Entre los principales errores en las diferentes versiones de los documentos publicados, destacan; ser principalmente meros documentos discursivos y no instrumentos con rigurosidad técnica básica, debido a que existe una discordancia importante entre lo que se plantea como visión, lo que se describe y analiza en los diagnósticos y su paso a objetivos, metas, estrategias e indicadores.

Además se publicaron el plan y el programa como simultáneos y paralelos, sin embargo, las metodologías que se utilizan para concretizar los planes establecen que el programa se construye después del plan, esto con el objetivo de que los programas y políticas públicas sean coherentes entre sí y logren en su conjunto los objetivos propuestos en el plan.

Por otro lado ninguna versión de los documentos fue legitima ante la ciudadanía, y frente a diversos colectivos y asociaciones de la sociedad civil y pueblos originarios, los cuales denunciaron que no existe una visión ciudadana integrada en ninguno de las versiones elaboradas, debido a que no hubo evidencia de procesos deliberativos genuinos durante todo el proceso de planeación.

Prueba de ello, es la segunda versión del PGD y el PGOT publicados en el 2022, ya que pretendían reducir casi 30 mil hectáreas del suelo de conservación, que es casi una tercera parte o el 34% del total del suelo de conservación, calificándolo  como “suelo rural”, facilitando así nuevas invasiones con fines de urbanización y de especulación inmobiliaria, despojando a comunidades y ejidos, devastando bosques generadores de agua y oxígeno, elementos vitales para la ciudad, siendo así estos instrumentos una amenaza para los Derechos Humanos de los habitantes de la ciudad, propuesta que afortunadamente fue cancelada debido a la presión ciudadana ejercida en diferentes manifestaciones y movilizaciones sociales.

Esta tendencia de Claudia de tomar decisiones autoritarias e impositivas, no son exclusivas del proceso de planeación, sino también en otros sucesos, como lo fue la represión violenta que sufrieron los habitantes del pueblo originario San Gregorio Atlapulco por parte de elementos de seguridad pública en diciembre de 2022, o el acuerdo entre el gobierno y la empresa Airbnb para iniciar una campaña para atraer a más “nómadas digitales”, por lo que diversos colectivos se posicionaron en contra, organizando movilizaciones por el encarecimiento de la vivienda y el aumento en las rentas que generaría esta medida.

Debido a lo anteriormente descrito, es evidente que Claudia tomó en diversas ocasiones decisiones que amenazaron los derechos de los habitantes de la Ciudad, siendo esto una gran incongruencia entre los hechos y su discurso, además de evidenciar su falta de compromiso con las responsabilidades constitucionales, así como su incapacidad de concluir su principal tarea que adquirió al tomar posesión como jefa de gobierno, además de priorizar  sus intereses electorales sobre el futuro de la Ciudad de México, hechos que a mi parecer son relevantes ya que es la candidata  a la presidencia que favorecen las encuestas.

Notas Relacionadas