sábado, marzo 2, 2024
Sin regulación, IA puede desbordarse en ilícitos: Sánchez Cordero

Fortalecer capacidad de autoridades para inhibir, acotar, disminuir y erradicar posibles amenazas ante la utilización de la Inteligencia Artificial, pide la senadora, Olga Sánchez Cordero. 

La Inteligencia Artificial (IA) es una herramienta para el desarrollo, la seguridad y la prosperidad de las personas, pero es importante regularla, porque sin un marco legal puede desbordarse en conductas ilícitas, estar fuera de la ley o de un ambiente social propicio, afirmó la senadora Olga Sánchez Cordero.

Al inaugurar el foro “Las nuevas tecnologías: retos y oportunidades”, la presidenta de la Comisión de Justicia reiteró la importancia de legislar la IA para fortalecer la capacidad de las autoridades para inhibir, acotar, disminuir y erradicar las posibles amenazas que presenta, como la violencia digital contra las mujeres y la pornografía infantil, a través de los llamados deep fakes.

Pero, sobre todo, advirtió sobre las posibles amenazas derivadas del uso de esa tecnología por parte de la delincuencia organizada y durante los procesos electorales, donde podría emplearse para engañar a los electores, con montajes en videos o imágenes que sustituyan a una candidata o candidato.

“Tenemos que hacer un planteamiento filosófico, social, económico, jurídico, político en el uso de la Inteligencia Artificial y de todas las nuevas tecnologías de la información, y cómo vamos a interactuar con estas tecnologías, cómo nos vamos a desarrollar, cómo vamos a tener esto presente todo el tiempo”, precisó.

Sánchez Cordero refirió que en el Senado ya existen cinco iniciativas para regular a las nuevas tecnologías, la Inteligencia Artificial y el combate a la violencia digital hacia menores de edad y mujeres, entre las que está una que ella promueve para sancionar ilícitos de esta naturaleza en el Código Penal Federal.

En este punto, la senadora refirió que también hay observaciones respecto a la falta de claridad de las propuestas legislativas y su posible intervención en la libertad de expresión; pero aclaró que sólo pretenden fortalecer las capacidades del Estado mexicano, particularmente en su lucha contra la delincuencia organizada.

Paula Vargas, directora de Políticas de Privacidad para América Latina de Meta, explicó que las nuevas tecnologías tienen un rol importante en la generación de contenido dañino y desinformación; sin embargo, también ayudan a resolver los problemas que se presentan. 

Destacó que hay algoritmos que pueden ayudar a detectar, clasificar y mitigar datos que generan desinformación, por lo que la inclusión de la Inteligencia Artificial es necesaria, para asegurar que se cuenta con sistemas fuertes ante adversarios en esta materia. 

Subrayó que se deben observar otros aspectos como la transparencia de la información de los usuarios, y que estos sepan para qué y cómo se usan, a efecto de que puedan tomar decisiones; además, se tiene que cuidar que los algoritmos se apeguen a los principios de inclusión y equidad, para no afectar a unos grupos sociales por encima de otros. 

Jesús Edmundo Coronado Contreras, especialista en derecho e Inteligencia Artificial, dijo que los legisladores deben analizar la forma en que se establecerán las sanciones y buscar un equilibrio en el ámbito jurídico, pues explicó que, en el caso del fraude y el ciber fraude, son diferentes tipos penales por tratarse de conductas delictivas distintas. 

Consideró indispensable que la regulación de la tecnología sea flexible, porque “podemos decir vamos a introducir este nuevo tipo penal, pero mañana surge otra nueva amenaza, porque así es la tecnología”.

Notas Relacionadas