domingo, junio 23, 2024
Chantaje de Domingo Ortuño (SNTSA) a gobierno mexiquense

Cúpula sindical del SNTSA no quiere dejar de vender plazas y perder poder: Antonio Monroy

Por Eduardo Alonso

Alrededor de 2 mil 200 trabajadores de la salud agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) sede Estado de México que encabeza Domingo Ortuño Maldonado, marcharon por las principales vialidades de Toluca para exigir, en teoría, que la autoridad estatal les dote de los insumos necesarios para poder hacer su trabajo con eficiencia y se otorgue base a 17 mil de sus agremiados.

Movilización que para Antonio Monroy, líder de la Sección 35 con sede en Toluca del Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud (STSNS), organización alternativa al sindicato “charro”, el objetivo verdadero de la marcha convocada y operada por la cúpula del SNTSA, consistió en presionar al gobierno estatal que encabeza la Maestra Delfina Gómez, así como a Macarena Montoya, titular de la Secretaría de Salud mexiquense, para intentar tener algún tipo de influencia en el otorgamiento de las aproximadamente 20 mil plazas que se están asignando para empezar a operar el esquema IMSS-Bienestar.

Plazas que, a diferencia de otros gobiernos, dijo, hoy se están asignando de forma transparente y bajo criterios de capacidad, experiencia y desempeño en el sector, entre otros.

El arribo de los trabajadores provenientes de diferentes zonas del Estado de México se registró en vagonetas de personal y camiones de gran turismo contratados por su Sindicato.

Fue así como desde la zona norte, oriente y en general de la Zona Metropolitana del Valle de México empezaron a arribar al monumento a la bandera decenas de camiones en los que fueron trasladados los trabajadores sindicalizados de salud.

La llegada masiva de los trabajadores sindicalizados, en su gran mayoría mujeres, generó un severo congestionamiento vial, durante toda la mañana y la tarde, en el primer cuadro de la ciudad de Toluca, ya que policías de tránsito municipal y estatal realizaron cortes a la circulación para abrir paso a la enorme columna blanca integrada por enfermeras y personal administrativo que aunque prestan sus servicios al Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), un gran porcentaje de la nómina, su pago quincenal, corre por cuenta del gobierno federal.

Para Antonio Monroy, la cúpula del SNTSA está acostumbrada a recibir un gran número de beneficios, como los 2 millones 2 mil pesos que, presumiblemente, le habría otorgado la Secretaría de Salud estatal para sus gastos operativos en eventos.

Equiparó los beneficios y bonos otorgados a la cúpula del SNTSA a una droga que genera adicción y cuando ésta se deja de suministrar, se registra una descomposición por lo que el paciente exige que se le siga suministrando su dosis o incluso que ésta aumente “como dicen por ahí, la cúpula de ese Sindicato no tiene llenadera”.

Antonio Monroy, líder del Sindicato alternativo, explicó que otra acción emprendida por el gobierno estatal que tiene muy molestos a toda la cúpula del SNTSA, fue que días atrás la Maestra Delfina Gómez y Macarena Montoya, Secretaría de Salud, empezaron a distribuir las tarjetas denominadas “la Clínica es Nuestra”, para que los Comités de Salud de cada zona del Estado de México realicen acciones que se requieren para mejorar el servicio, así como realizar compras directas necesarias para atender situaciones de emergencia, entre otras acciones específicas.

Mecanismo que deja fuera a toda la cúpula sindical y con ello su capacidad de influir en la toma de decisiones y asignaciones económicas; esquema que resta presencia y poder al SNTSA, consideró Monroy.

Otra situación que incomoda al líder sindical es que se le puso un freno en la designación de personal de mandos medios en un gran número de áreas del Instituto de Salud del Estado de México, ya que los gobiernos estatales anteriores, esos cargos directivos medios y jefaturas de área eran designados a propuesta del Sindicato, del SNTSA.

Es de destacar que los criterios que se han establecido para otorgar plazas (trabajo fijo con prestaciones) en el esquema de IMS Bienestar impulsado por el gobierno federal y al que se apegó el Gobierno del Estado de México de la Maestra Delfina Gómez,  son: contar con contrato eventual o por honorarios; antigüedad en el servicio público; estar en activo en alguna de las Unidades que están en proceso de transferencia al IMSS-Bienestar; contar con el perfil profesional, grado académico en la materia acorde a la plaza que se desempeñará, así como experiencia laboral, pero sobre todo que la o el profesional de la salud no tenga plaza en otra institución de carácter estatal y/o federal, es decir que no “dobleteen” y que no hayan sido sancionados por un acto de negligencia y/o no enfrenten  proceso interno por alguna irregularidad en su desempeño.

Notas Relacionadas