lunes, mayo 27, 2024
Policías en abandono

Las instituciones de seguridad municipal y estatal no cuentan con suficiente financiamiento para abatir la delincuencia: Iván Chávez

Actualmente un policía labora hasta 98 horas a la semana sin que exista una ley o reglamento que regule el horario y eso vulnera sus derechos humanos, sentenció Iván Chávez Espejel, dirigente de Ciudadanos Uniformados A.C., tras advertir que hay un retroceso en la dignificación de los cuerpos de seguridad de todo el país.

Desde que entró el gobierno federal, agregó, las primeras acciones en materia de seguridad fueron debilitar las instituciones municipales y estatales al retirar al FORTASEG porque dejó sin financiamiento público a las instituciones de seguridad estatales y municipales y aumentó el presupuesto de la Sedena en 400 por ciento.

“Actualmente la Guardia Nacional solamente realiza el 8 por ciento de las detenciones en nuestro país y el otro 92 por ciento está en manos de la policía estatal y municipal”.

El pasado 21 de marzo el Pleno del Senado de la República aprobó un dictamen que reforma diversos artículos de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a fin de consolidar los derechos laborales y de seguridad social de los elementos policiales en México, “pero eso ya está en el papel”.

La propuesta de los gremios policiacos era la de reformar el Artículo 123 apartado B Fracción XIII en su párrafo segundo constitucional, pero los senadores la rechazaron dejando en completo abandono a los cuerpos policiacos.

“Lo que Lo que se aprobó en el Senado fue una tomada de pelo como respuesta a la modificación que propusimos. Desde que los senadores de Morena dieron la espalda a mas de medio millón de ex trabajadores de seguridad del país”.

Tener prestaciones de seguridad social era lo ideal, explica el presidente de Ciudadanos Uniformados A.C., “un policía debería ser afiliado a una institución de seguridad al momento de ser contratado, contar con una jubilación a los 20 años de servicio, otorgar una estabilidad económica a las parejas, esposas o esposos de los elementos caídos en servicio y proporcionar acceso a la educación a sus hijos, pero nada de eso se consolidó”.

“También se proponía una reforma al artículo 60 de la Ley General para permitir la reinstalación de los policías en virtud de que no se había aprobado el 123 pero tampoco pasó”.

Por el contrario, reiteró Iván Chávez, el Senado sólo aprobó cosas absurdas como sustituir una palabra en el artículo 123, adicionar un 39 Bis en el que dice que el policía tiene derecho a trato digno, a cursos y a percibir su sueldo y a contar con su uniforme, pero eso ya está en la ley.

No obstante, reconoció que en el Estado de México, el gobierno de Delfina Gómez ha cumplido con su compromiso de no militarIzar el sistema de seguridad, pero aun falta mucho por hacer en territorio mexiquense.

¿Y EL CUSAEM?

Sobre la posibilidad de que la Secretaría de Seguridad incorpore oficialmente a sus filas a los Cusaem para mejorar la seguridad pública, Chávez Espejel insistió en que sería una solución económica, inmediata, concreta y tajante, “pero desafortunadamente hay muchos intereses económicos y políticos en ese tema de Cusaem y parece que estamos en ese periodo de saneamiento del aparato de seguridad en que aun no vemos una acción concreta”.

La seguridad en territorio mexiquense, dijo, podría mejorar de forma sustancial si entre otras acciones, el Gobierno del Estado de México toma la determinación de incorporar a los 25 a 30 mil policías de los Cuerpos de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM), a las filas de la Secretaría de Seguridad estatal, pues de acuerdo a datos del propio secretario de Seguridad, Andrés Andrade, la entidad mexiquense requiere de al menos 64 mil policías, pero sólo se cuenta con 127 mil.

Finalmente, opinó que no se cuenta con un verdadero operativo de prevención y seguridad, sólo son despliegues de cientos de patrullas para hacer publicad, pero no hay un verdadero operativo de inteligencia”.

Notas Relacionadas