martes, julio 23, 2024
Foro de Interculturalismo reconoció herencia de la medicina tradicional

Considerar a los médicos tradicionales y su ejercicio con el cuidado del medio ambiente fue una de las conclusiones.

Con el Primer Foro temático de Interculturalismo “Medicina tradicional y Justicia Indígena” el Poder Judicial del Estado de México reafirmó su compromiso con el pluralismo jurídico y su interés en visibilizar y formalizar estos sistemas ancestrales, expresó el Magistrado Mario Eduardo Navarro Cabral, Presidente de la Sala de Asuntos Indígenas.

En el Aula Magna de la Escuela Judicial, subrayó la importancia del evento por haber reunido a cerca de 300 representantes de las comunidades mazahua, nahua, otomí, tlahuica y matlazinca, que compartieron experiencias sobre la preservación y herencia de la medicina tradicional y quienes “siempre serán escuchados desde una democracia y pluralidad de ideas”. Navarro Cabral agradeció la participación de juristas, académicos e investigadores.

LA HERENCIA

Con el tema “Preservación y herencia de la medicina tradicional y saberes ancestrales como elementos de cohesión social para la paz”, Zareth Cruz Hernández, investigadora de la Secretaría de Educación mexiquense y Doctora en Educación para la Paz, dictó la conferencia magistral.

Refirió que los saberes ancestrales y la medicina tradicional fomentan la salud, la identidad y la libertad de las comunidades, uniendo a la paz con éstas que son consideradas necesidades materiales y no materiales.

CONVERSACIÓN EN MESAS DE TRABAJO

a ingeniera agrónoma Jovita Prado Villafaña, destacó que los insumos básicos de la medicina tradicional provienen de los ecosistemas, los cuales están siendo gravemente afectados por el cambio climático; además subrayó la falta de un marco legal adecuado en la entidad para la utilización de hierbas medicinales y la necesidad de medir el impacto ambiental por su explotación.

Óscar López Fernández, médico tradicional, indicó que México es el quinto país con mayor diversidad biológica y genética, especialmente en territorios de pueblos originarios que enfrentan gran desigualdad y pobreza, por lo que enfatizó el derecho a proteger su biodiversidad y conocimiento. Mientras que María García Bermúdez, vocal otomí del Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas CEDIPIEM, abogó por el reconocimiento de la medicina tradicional y su integración a la halopatía. Expuso la desclasificación de plantas sagradas consideradas como drogas duras, además de ciertos hongos.

Mauricio Sandoval, académico de la Facultad de Antropología de la UAEMex expresó que para recuperar y difundir los conocimientos ancestrales, es necesario deshacerse de ideas discriminatorias sobre la medicina tradicional, cimentadas desde la formalidad científica, religiosa y social. En su intervención, Miguel Reyna, sanador ancestral de Temoaya; Francisco Martínez, Antropólogo de la UAEMex y Diego Moreno, académico de la Universidad Intercultural dialogaron sobre parteras, hueseros, sobadores, temazcaleros y sus prácticas compartidas de generación en generación.

El Presidente de la SAI, Navarro Cabral realizó la relatoría del encuentro en el que participaron integrantes de la Sala, Magistradas Ledit Becerril García y Érika Castillo Vega y el Magistrado Arturo Márquez González, así como el Secretario Técnico Juan Carlos Abreu y Abreu, coorganizador del evento.

Entre las conclusiones del foro “Medicina tradicional y Justicia Indígena” se planteó la necesidad de reconocer a los médicos tradicionales; desarrollar modelos alternativos para atender la salud con la finalidad de garantizar este derecho a más personas; y la creación de esquemas incluyentes en la comunicación social para la promoción de la salud indígena.

Durante la clausura, Lucina Hernández Reyna, Jefa Suprema de las Comunidades Indígenas realizó una ceremonia de despedida a los cuatro elementos con un llamado a vivir en armonía y unidad. Manifestó el deseo por la dignificación de los pueblos y la purificación de los corazones de las y los hermanos: “Somos todos a una sola voz, luz, esperanza y camino”.

Notas Relacionadas